Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
Una mujer resulta herida al chocar un coche y una moto en Vilaflor leer

La Policía Local de Santa Cruz aparca por ahora la huelga de celo

Los sindicatos valoran la "buena voluntad" del ayuntamiento, tras una reunión de tres horas en la que participó el alcalde y los concejales de Seguridad y Recursos Humanos.
J.D.M./O.G., S/C de Tenerife
2/dic/17 6:14 AM
Edición impresa

Los conductores de la capital podrán respirar algo más tranquilos. Los sindicatos de la Policía Local de Santa Cruz decidieron ayer suspender, al menos de momento, la huelga de celo puesta en marcha desde el pasado miércoles y que había derivado en un incremento considerable de las sanciones. Solo el jueves se impusieron 368.

Así lo comunicaron las organizaciones sindicales tras la reunión de tres horas que mantuvieron ayer con el alcalde de la capital, José Manuel Bermúdez, y con los concejales de Seguridad y Recursos Humanos, Zaida González y Juan José Martínez, respectivamente.

En declaraciones a este periódico, las fuentes sindicales consultadas justificaron la decisión de suspender las medidas puestas en marcha el miércoles -en total eran siete- para dar "un margen de confianza" a la Administración por la "buena voluntad" mostrada en la extensa cita de ayer.

Según estas fuentes, desde el Ayuntamiento de la capital se entendieron como "justas" las reivindicaciones de los agentes, entre otras que la creación de la nueva unidad operativa propuesta no tenga carácter obligatorio, sino voluntario -ya se había planteado esta semana-, y que se desista de ella si no existe un grupo "mínimo" de 20 agentes voluntarios.

Las mismas fuentes sindicales indicaron que también resultará fundamental en la relación con el ayuntamiento la apertura de la RPT de la Policía, tanto para determinar los puestos de trabajo como las categorías laborales y los sueldos correspondientes.

En la misma línea, destacaron la importancia que tendrá en sus reivindicaciones la auditoría externa que ha encargado el consistorio para analizar la plantilla del Cuerpo Local.

Después de tres horas de reunión, las fuentes sindicales valoraron el encuentro como "positivo", y destacaron que el momento del desbloqueo llegó cuando la conversación quedó circunscrita a sus representantes y al alcalde.

Precisamente, en una nota remitida al finalizar el encuentro, el consistorio destacó el avance producido con los representantes de los policías para llegar a un principio de acuerdo que garantice las mejores condiciones en el funcionamiento de este servicio público "fundamental".

Y en esta línea, el alcalde expresó su confianza en obtener "un acuerdo en un plazo razonable con el objetivo de prestar el mejor servicio de Seguridad a Santa Cruz y a su población. Ese y no otro debe ser el objetivo de todos".

Mientras, Zaida González destacó la recuperación de la senda del diálogo, "dejando a un lado el ambiente de tensión".

"Desde el ayuntamiento siempre hemos contado con la representación sindical y es importante que esa fluidez en el contacto ni se deteriore ni se pierda", añadió, por su parte, Juan José Martínez.

El PSOE de Santa Cruz había reclamado ayer "un esfuerzo" para llegar a un acuerdo con los sindicatos de la Policía Local. Su portavoz, José Ángel Martín, apelaba "al diálogo y la concordia" y pedía "altura de miras" al grupo de gobierno.

El caso particular del colegio La Salle San Ildefonso

Un grupo de madres, padres y otros familiares de los alumnos del colegio La Salle San Ildefonso dirigieron ayer un escrito, avalado con firmas, a la jefatura de la Policía Local. Consideran hechos "abusivos" los ocurridos estos días a la salida del colegio "con hasta seis grúas y seis parejas de agentes multando y llevándose los coches cuando tardábamos apenas cinco minutos en recoger a los niños". Añaden que "los policías nos dijeron que esta actuación se debía a órdenes superiores y se prolongaría hasta nueva orden a las nueve de la mañana y a las cinco de la tarde". Y añaden: "Ni uno solo atendía a los pasos de peatones ni regulaba el tráfico, centrándose en multar. Niños de 6 años cruzaron solos para intentar subir a vehículos en marcha. Algunos de los mas pequeños, de 2 a 7 años, lloraban al pensar que los padres no habían ido a recogerlos". Valoran que "antes de sancionar y poner en riesgo la seguridad de un menor por no atender al tráfico sean tolerantes, como se ha venido haciendo hasta ahora o creen apeaderos de cinco minutos a partir de las cinco de la tarde en la calles colindantes como tienen los camiones y furgonetas con las zonas de carga y descarga".