Santa Cruz de Tenerife

La asociación Luis Celso pide que se contrate a parados de Añaza

El colectivo pretende, como ya hizo el fallecido líder vecinal, que se aproveche la obra del Parque Científico y Tecnólogico para emplear a gente del barrio y del distrito Suroeste.
O.G./Jorge Martín, S/C de Tenerife
14/mar/18 6:23 AM
Edición impresa
La asociación Luis Celso pide que se contrate a parados de Añaza

La asociación sociocultural Luis Celso García reclamó ayer que se tenga en cuenta a los parados de Añaza en la obras del Parque Científico y Tecnológico de Cuevas Blancas, cuyo comienzo es inminente tras la concesión definitiva de la licencia al Cabildo de Tenerife, hace algunas semanas, por parte del Ayuntamiento de Santa Cruz.

Samuel García, hijo del fallecido referente vecinal y presidente del colectivo, recordó que en 2012 se creó un servicio integral de empleo en el barrio por parte del Cabildo, el Consistorio de la capital y la Fundación Canaria de Formación y Empleo a través del cual se formó a más de 800 personas no solo de Añaza, sino de todo el distrito Suroeste. Eso les permitió obtener la tarjeta profesional de la construcción.

"En su momento, Luis Celso, en diferentes reuniones con el Cabildo, llegó a entregar muchos currículum de vecinos cualificados en la construcción. Consideramos que ahora deberían volver a hacer una labor de captación, pues no se ha parado de hacer planes de formación en la construcción en el barrio", incidió Samuel García.

El presidente de la asociación hizo referencia, por ejemplo, al proyecto de empleo social de la Fundación Laboral de la Construcción, que comenzó en marzo del año 2017 y que culminó el pasado mes de febrero.

García remarcó que el distrito Suroeste ha sido y es uno de los más "sufridos" en cuanto al desempleo, por lo que la obra del Parque Científico y Tecnológico puede ser su "oportunidad".

"Que se contrate a personal del barrio y del distrito que se ha formado fue la petición de Luis Celso durante años. Él se movió muchas veces para intentar conseguirlo y así lo trasladó en diferentes ocasiones. Nosotros también queremos hacer llegar este mensaje", incidió el presidente.

Cabe detallar que, tras varias trabas en el proceso, la Gerencia de Urbanismo de Santa Cruz dio el permiso definitivo para que se construya el edificio principal del futuro Parque Científico y Tecnológico el pasado mes de febrero. La solicitud de la licencia de construcción del inmueble había sido tramitada el 22 de octubre de 2015. El último trámite se solventó tras la presentación, por parte de la sociedad Parque Científico Tecnológico de Santa Cruz de Tenerife S.A., de la adecuación del proyecto de ejecución del edificio al estudio de detalle aprobado.

"La conformidad definitiva a la ejecución del edificio central supone un avance fundamental para un proyecto muy relevante para Santa Cruz en el terreno de la nueva economía", valoró en ese momento Zaida González, la concejal del grupo de gobierno que presidió la sesión del Consejo Rector de Urbanismo en la que se dio el visto bueno al expediente.

El cura de Añaza, conocido como el padre Pepe, ha dejado durante este año la parroquia del barrio santacrucero para orientar su vida, al menos a corto plazo, a la formación de posgrado en Chile. Tras 10 años al frente de las labores parroquiales, en el mes de enero fue sustituido por el párroco Valentín, quien se encargará de las tareas litúrgicas durante 2018.

"La idea que tiene es reciclarse, prepararse y ver experiencias sociales en otro país, para luego volver el próximo año con las pilas cargadas y servir mejor a la sociedad", indica Goretti Rodríguez, representante de la Fundación Canaria El Buen Samaritano.

Pepe creó el pasado año la asociación con el objetivo de volcar todos los proyectos de la iglesia de Añaza. La gerente asegura que era algo que ya tenía pensado desde mucho tiempo atrás y, por ello, se esforzó en dejar todos los programas de intervención básica listos y preparados, bajo la fundación, antes de su partida hacia tierras sudamericanas.

En la actualidad, la entidad cuenta con once proyectos de atención social diferentes, centrados principalmente en servicios para la población de la zona. Entre ellos, se encuentran los relativos a los mayores (centro Maya con talleres y actividades lúdicas), a las mujeres (la iniciativa Mujer Añaza emprendedoras), a los jóvenes (planes culturales variados), la infancia (apadrinamiento), el conocido como cáterin APJ, así como una parte orientada al área medioambiental con varios huertos ecológicos y el mantenimiento del barranco urbano, localizado en el barrio.

"En general, su marcha no ha dejado consecuencias negativas en todo lo que tenemos en marcha. Por el momento, hemos conseguido mantener lo que teníamos establecido para seguir prestando esa ayuda tan necesaria", señala Goretti. Asimismo, admite que no sabe si Pepe volverá a ser el cura del barrio, ya que estos cambian constantemente, pero, aún así, seguirá ligado a El Buen Samaritano como director y fundador.