Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Decomisan artículos falsos en 28 comercios del Sur de Tenerife con 26 detenidos leer

Al patio sin miedo

Los pequeños del CEIP San Fernando, en Duggi, estrenaron ayer la nueva superficie de las canchas deportivas que ha instalado la Consejería de Educación para reducir las caídas.
El Día
11/sep/18 1:14 AM
Edición impresa
Al patio sin miedo

E l curso escolar 2018/2019 arrancó ayer en Canarias sin incidencias notables. Para algunos alumnos, incluso, el regreso al colegio les deparó más de una alegría. Entre estos últimos están los del CEIP San Fernando, en Duggi, que se encontraron ayer, tras las vacaciones, con unas canchas renovadas en las que podían jugar, esta vez sí, sin miedo a caerse.

La empresa que contrató la Consejería de Educación para ejecutar las mejoras en el suelo de los dos polideportivos acabó las obras, que duraron unos veinte días, la pasada semana, y ayer pasaron la primera prueba de fuego.

"Muy felices; derrochaban alegría; disfrutaron de su tiempo de ocio sin miedo a posibles consecuencias". Así resumió Cristina Sendra, directora del centro, la primera jornada lectiva del nuevo curso escolar.

El cambio de la superficie de las canchas se había convertido en un objetivo prioritario para el equipo directivo del centro docente de Duggi, debido a la gran cantidad de caídas de alumnos que se producían en él por el tipo de pintura que se había utilizado. Varios pequeños, y algún adulto, sufrieron el curso pasado -y los anteriores- roturas de huesos.

El nuevo material colocado por la empresa Quimsa ITW es mucho más adherente y minimiza los riesgos de caída. La actuación incluyó también la instalación de una banda de material más blando en la zona de la cancha en la que hay sembrado un árbol, al que también se le cubrieron las raíces.

"La noticia negativa es la falta de mantenimiento", apunta la directora. Con ello hace referencia a las carencias que tienen varios muros del inmueble, un edificio que tiene más de 90 años.

"No son grandes intervenciones, sería un lavado de cara, sobre todo de pintura", remarca Sendra. "Y da igual que se ejecute en periodo lectivo: lo importante es que se haga". "¿Cómo le vendo a un padre que el colegio es bueno con esta imagen?", se pregunta.

La idea es que esa intervención, que ya sería competencia municipal, se realice una vez que el Ayuntamiento de la capital adjudique el nuevo contrato de mantenimiento de colegios. El concejal del área, Dámaso Arteaga, indicó hace algunas semanas que espera que ese contrato esté licitado a lo largo de este mes.