Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El terrorista de Estrasburgo ha sido abatido, según los medios franceses leer

Evitar que se inunde el entorno del Castillo costará 258.000 euros

Los trabajos de mejora del drenaje, que financia el Consejo Insular de Aguas, tendrán una duración aproximada de tres meses También se adecuará el pavimento del espacio.
El Día, S/C de Tenerife
6/dic/18 6:26 AM
Edición impresa
Evitar que se inunde el entorno del Castillo costará 258.000 euros

El Cabildo de Tenerife, a través del Consejo Insular de Aguas, invertirá unos 258.000 euros en la mejora del drenaje del entorno del Castillo de San Andrés.

Los trabajos serán ejecutados por la empresa Valoriza Agua S.L. y tendrán una duración de tres meses, aproximadamente. Las obras vienen a mejorar la red de drenaje y complementar los trabajos del encauzamiento de los barrancos del Cercado y Las Huertas, de tal forma que permitan la correcta evacuación del agua y se eviten las escorrentías e inundaciones en el ámbito del Castillo de San Andrés.

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, el consejero de Aguas, Manuel Martínez, y el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, mantuvieron ayer un encuentro con los vecinos para explicar los trabajos, que consistirán en la mejora del drenaje urbano y las actuaciones de urbanización en el entorno del Castillo.

Para el primer aspecto se proyectan una serie de nuevas rejas celulares de pluviales dispuestas estratégicamente que complementan la reja existente del punto bajo del Castillo.

Así, se colocarán rejas en la Avenida Pedro Schwartz (zona alta, media y baja) y en la zona del Castillo (zona alta y baja). Además de las rejas, se colocarán los colectores necesarios hasta conectar con el barranco o con la galería tanto la red de pluviales existente como la nueva proyectada.

De igual forma, en el margen izquierdo del barranco de Las Huertas se instalará una pequeña reja simple en el punto bajo de acceso a las escaleras del nuevo puente sobre el barranco para evitar la acumulación de agua en este pequeño punto bajo. Esta reja se conecta directamente al cauce del barranco.

Por su parte, las actuaciones de urbanización se dividirán en la adecuación del pavimento, retirada de la rampa y construcción de un muro de contención y una nueva acera en el lado este de la obra.

El proyecto incluye el reasfaltado del entorno del Castillo de San Andrés adaptando las pendientes de forma que el agua sea conducida a las nuevas rejas de pluviales proyectadas y no se produzcan puntos bajos donde pueda acumularse el agua y no exista una reja en los mismos.

Además, se procederá a la demolición de la rampa que conecta la parte inferior del entorno del castillo de San Andrés con la Avenida Marítima y se realizará un muro de contención para sostener las tierras de la avenida marítima de San Andrés en el punto afectado por la retirada de la rampa.

Adicionalmente, se dará continuidad a la mediana de la Avenida Marítima en el trozo que servía de acceso a la rampa.

Por último, se proyecta una nueva acera alrededor de la estación de bombeo de aguas residuales (EBAR) actual para limitar el tráfico rodado con la zona verde generada.

El alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, expuso esta semana a vecinos del distrito Suroeste las líneas maestras de la nueva obra de pluviales prevista entre los barrios de La Gallega y El Sobradillo, cuyo inicio ha sido fijado a partir del próximo día 13.

La ejecución de las obras contempla una inversión de 1,7 millones de euros, incluida en el Plan de Cooperación suscrito por el Ayuntamiento y el Cabildo Insular. Una vez culminen los trabajos, el sistema implantado recogerá el agua de lluvia procedente de la parte alta de La Gallega y El Sobradillo.

El encuentro del alcalde con los vecinos se llevó a cabo en la sede de la concejalía del distrito Suroeste, con la participación de la concejala Gladis de León y técnicos encargados del desarrollo de este proyecto. "La reunión ha servido para explicarlos detalles de una obra muy importante, que se va a hacer entre la avenida de Los Majuelos y el barranco de La Monja, al objeto de recoger toda el agua de lluvia y encauzarla hacia este último punto, lo que ayudará a evitar inundaciones", indicó Bermúdez.

"Van a ser unos trabajos muy importantes -prosiguió-, con una duración de prácticamente 12 meses. Con la inestimable colaboración del Cabildo, hemos mejorado notablemente en el apartado de la recogida de pluviales en la capital, con una inversión, en los últimos cuatro o cinco años, de aproximadamente unos 14 millones de euros".

De igual manera, el alcalde advirtió que estas obras "son muy esperadas por los vecinos y, aunque no se ven, porque están bajo tierra, tienen una importancia crucial para evitar que, cuando llueva con fuerza, se inunden las casas y las calles de La Gallega y El Sobradillo".