Santa Cruz de Tenerife

El derribo del antiguo restaurante de El Bailadero se inicia el martes

Las obras de demolición y reposición del terreno, así como la mejora de la carretera TF-123, supondrán que solo puedan transitar los vecinos de Chamorga y usuarios del albergue.
El Día, S/C de Tenerife
16/dic/18 6:31 AM
Edición impresa
El derribo del antiguo restaurante de El Bailadero se inicia el martes

El Día, S/C de Tenerife

El área de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Seguridad del Cabildo de Tenerife ha fijado para el próximo martes el inicio de la demolición del antiguo restaurante de El Bailadero, un inmueble situado en el número tres de la carretera que da acceso al caserío de Chamorga, la TF-123.

Esta actuación, según informaron a los vecinos el pasado jueves, supondrá el paso restringido por esta vía para los visitantes en general, aunque se permitirá el paso de usuarios del albergue y a los propios residentes.

En este caso, se trata de la conocida como Casa Verde, una construcción que se edificó en los años 60 y que acogió en su interior un conocido restaurante que mantuvo su actividad durante años. Asimismo, varios de sus espacios interiores y aledaños sirvieron durante años de almacenamiento de materiales de construcción, así como de estacionamiento de maquinaria pesada.

Precisamente, se trata de un enclave que se encuentra a unos 400 metros del albergue gestionado por la Corporación insular y que ha sido señalado históricamente por los vecinos de Anaga como uno de los puntos con mayor impacto visual del Parque Rural de Anaga y fuera de norma, aseguraron varios residentes.

De esta forma, y después de ser licitadas las obras de derribo y restauración de la zona, el próximo martes se limitará el acceso por la carretera por razones de seguridad durante tres semanas, adelantaron los vecinos, que se reunieron la pasada semana con técnicos del área de Medio Ambiente, del Parque Rural y de la Policía Local de Santa Cruz.

La demolición de todo el inmueble, la conocida como Casa Verde, implica la construcción de un muro para la contención del terreno resultante. El trazado del nuevo muro, siguiendo instrucciones del área de Carreteras, dotará a la plataforma en este tramo de una sección de seis metros de ancho y su coronación se utilizará como antepecho para dar seguridad a la circulación en esa parte de la carretera. Sobre la cimentación de los muros se tenderá una capa de tierra vegetal que acelerará el proceso de revegetación y recuperación de la ladera.

Las obras que ahora se inician fueron adjudicadas por un total de 382.344,27 euros, aunque su base de licitación fue de 390.625,53 euros, según se anunció en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) el pasado 8 de abril.