Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Venezuela expulsa a los europarlamentarios que iban a visitar el país leer

Urbanismo multará al Gobierno si no actúa en el antiguo Balneario

La Gerencia da un plazo de tres meses al Ejecutivo para solicitar la licencia de obra y llevar a cabo el mantenimiento del edificio.
O. González, S/C de Tenerife
12/feb/19 6:28 AM
Edición impresa
Urbanismo multará al Gobierno si no actúa en el antiguo Balneario

O. González, S/C de Tenerife

La Gerencia de Urbanismo de Santa Cruz ha requerido al Gobierno de Canarias a que en un plazo de tres meses solicite la licencia o realice los trámites necesarios encaminados a realizar las obras necesarias para el mantenimiento y conservación del inmueble el antiguo Balneario.

En una resolución firmada por el edil de Urbanismo, Carlos Tarife, a la que ha tenido acceso este periódico, la Gerencia advierte al Ejecutivo canario, titular del edificio catalogado con un nivel de protección ambiental, de que si no lleva a efecto esos trabajos en los plazos establecidos podría enfrentar se a una multa que oscila entre los 150.001 y los 600.000 euros.

La resolución recoge las carencias detectadas por los técnicos municipales en varias visitas realizadas a las instalaciones en los últimos años -la última en 2018-: grandes cantidades de escombros, basura y vertidos, procesos patológicos de corrosión de armaduras de los forjados y vigas, problemas acusados de humedades y degradación de los revestimientos con caída de cascotes, entre otras.

"Creemos que el Gobierno de Canarias no cumple con la elaboración de un proyecto para el uso que se pactó en el último pleno de la capital -centro sociosanitario-", sostuvo Carlos Tarife, quien remarcó que el ayuntamiento "quiere" que el Ejecutivo aporte documentación de que el inmueble "está bien mantenido" y de que las medidas de seguridad "son las correctas".

Al margen de esta solicitud, recogida en el punto uno de la resolución, Urbanismo da el citado plazo de tres meses, "un tiempo prudencial", para que la Administración regional pida la licencia de obra en virtud del deber de conservación de las edificaciones.

"No pretendemos que en tres meses el Gobierno plantee un proyecto con el nuevo edificio que se va a hacer allí. Lo que sí queremos es que se realicen los trámites oportunos para cumplir con su conservación", precisó el concejal.

Tarife sostuvo que estas medidas se toman para que el inmueble, "que se está deteriorando cada día que pasa, no genere ningún peligro para los viandantes y el tráfico".