Sociedad

La incidencia de la caries en España, de las más elevadas de toda Europa

Un informe del Consejo General de Colegios de Dentistas de España desvela que mientras que en España solo se tratan entre el 53% y el 65% de las caries, en Europa la cifra asciende hasta el 85%, siendo la situación más preocupante entre los españoles de más de 65%, en el que el 90% presenta incidencias.
EL DÍA, S/C de Tenerife
2/ago/12 1:45 AM
Edición impresa

Según la Encuesta de Salud Oral elaborada por Consejo General de Colegios de Dentistas de España, los niveles de caries entre nuestra población son uno de los más elevados de Europa y, al mismo tiempo, somos los que menos acudimos a la consulta del odontólogo para recibir los tratamientos adecuados. Así, en España, sólo el 53% y 65% de las caries son tratadas mientras que en Europa la cifra asciende hasta el 85%.

La situación más preocupante se da entre los españoles mayores de 65 años ya que prácticamente la totalidad (el 94%) tiene una incidencia de caries alta: 14 dientes con caries de media por persona. Sin embargo, los tratamientos son excesivamente bajos, solo se tratan dos de los 14 dientes con caries que tienen de media cada persona. La situación tampoco es buena en lo relativo a los hábitos de higiene bucodental, el 20% de los mayores de 65 no se cepilla los dientes nunca o casi nunca.

En el caso de los adultos de 35 a 44 años, la caries es también una enfermedad generalizada que afecta al 92% y aunque para este grupo de edad la incidencia es moderada, solo reciben tratamiento cuatro de cada seis dientes con caries que tiene de media cada adulto joven.

En cuanto a la población infantil, uno de cada tres niños con dientes de leche tiene un diente con caries y, a pesar de que el tratamiento en la dentición temporal es igual de importante que en los dientes definitivos, sólo son tratados uno de cada cuatro niños. Por su parte entre el 37% y el 45% de los jóvenes con dentición definitiva tiene un promedio de ente 1,1 y 1,7 dientes con caries.

Clases sociales .- En cuanto a la influencia del nivel social y el entorno, el estudio profesional concluye que cuanto más baja es la clase social, mayor es el índice de caries de la población. Por el contrario, en los niveles sociales más altos y en los medios urbanos, el número de caries tratadas es más elevado. La mayor diferencia se encuentra en los adultos de 35 a 44 años donde en los niveles sociales bajos, las caries sin tratar llegan a ser el doble que en los niveles altos.

Al analizar la enfermedad en las encías, la situación es igualmente dramática, entre el 85% y el 94% de la población española mayor de 35 años presenta algún problema de salud en las encías, aunque solo entre el 5% y el 11% presenta enfermedad periodontal severa (periodontitis severa).

Desde el Consejo General de Dentistas, se incide en que la enfermedad de las encías es una de las patologías más comunes y desconocidas y puede provocar la pérdida de dientes e incrementar el riesgo cardiovascular, la descompensación de diabetes o el parto prematuro.

Por otro lado, el mal alineamiento de los dientes afecta a cuatro de cada diez adolescentes españoles, la mitad de ellos de forma severa. Uno de cada cuatro adultos jóvenes entre 35 y 44 años presenta algún tipo de problema en la articulación mandibular principalmente chasquidos, movilidad reducida o dolor.

Dolor dentario .- Alrededor del 7% de los españoles mayores de 35 años tiene dolor dentario de forma muy frecuente y entre el 5% y el 8% tiene alguna dificultad para comer como consecuencia de algún tipo de problema dental. En materia de higiene bucodental, el 6% de los jóvenes y adultos de 35 a 44 años no se cepilla nunca o casi nunca los dientes.

Inmigración .- La Encuesta de Salud Oral en España 2010 compara, por primera vez a nivel nacional, las diferencias en materia de caries entre la población infantil inmigrante y española. Entre las principales conclusiones destaca que tanto el número de inmigrantes con caries como el número de dientes cariados por niño son superiores en el caso de los inmigrantes. Sin embargo, los tratamientos que reciben son menores.

Dos de cada cinco caries de niños inmigrantes de 15 años recibe tratamiento restaurador, frente a tres de cada cinco caries en los españoles. Como consecuencia sus caries son más graves y necesitan tratamientos más complejos y con peor pronóstico. Así, los extranjeros necesitan cuatro veces más extracciones y endodoncias, y tienen cuatro veces más dolor dentario que los españoles.