Sociedad
CÁNCER MAMA

Autorizado un nuevo fármaco que aumenta un 20% de supervivencia en cáncer mama

Barcelona, EFE
14/abr/14 10:24 AM
eldia.es

La Generalitat autoriza desde hoy a los hospitales catalanes el uso de la eribulina, un nuevo fármaco extraído de esponjas marinas, para pacientes con cáncer de mama avanzado o metastásico que en estudios clínicos en el Hospital Vall d'Hebrón ha demostrado que incrementa la supervivencia en un 20 %.

Este fármaco, que podría ser también eficaz en otros tumores, como los de pulmón y sarcoma, fue incluido en septiembre de 2013 por el Ministerio de Sanidad dentro de las prestaciones farmacéuticas del Sistema Nacional de Salud, aunque luego es cada autonomía la que tiene potestad de determinar la inclusión de las nuevas terapias en su cartera de productos.

Los centros hospitalarios de la red pública especializados en Oncología de Cataluña, como el Institut Català d'Oncologia (ICO), Hospital Vall d'Hebrón, el Clínic o Sant Pau, entre otros, han empezado a tramitar la incorporación de la eribulina en sus protocolos de tratamiento del cáncer de mama.

Cataluña se suma hoy a otras comunidades autónomas que ya habían aprobado el uso de la eribulina, como el País Vasco, Navarra, Baleares, Aragón, Murcia y la Comunidad Valenciana.

Según ha informado hoy la farmacéutica Eisai, que comercializa el producto, otras están en proceso de aprobación, como Asturias, Galicia, Cantabria y La Rioja, mientras que el resto de CCAA dejan que sea cada hospital el que lo autorice directamente.

Los resultados clínicos demuestran que la eribulina es el primer fármaco para el tratamiento del cáncer de mama metastásico que incrementa la supervivencia en pacientes previamente tratados con taxanos y antraciclinas.

Según ha explicado el jefe del Programa de Cáncer de Mama del Hospital Vall d'Hebron, Javier Cortés, "a la vista de los resultados obtenidos y la experiencia clínica acumulada con pacientes, estamos ahora investigando el mecanismo de acción de la eribulina en tumores de mama localizados (estadios primarios) con el objetivo de la curación".

Cortés, autor del estudio sobre este medicamento publicado en la revista 'Lancet', ha avanzado que están investigando si la combinación de la eribulina con otros fármacos incrementa aún más su eficacia sobre la supervivencia y el control de la enfermedad.

Otro de los proyectos, liderado a nivel mundial por el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, es comprobar la eficacia del medicamento, en un estudio que está en fase III, en el tratamiento de cáncer de pulmón y sarcoma.

La eribulina, descubierta y desarrollada por Eisai, es un producto natural que se obtiene de la esponja marina 'Halichondria okadai' y que funciona como inhibidor celular.

La eribulina se administra en unidades especializadas de tratamiento oncológico (hospital de día) como un fármaco intravenoso que se administra en ciclos de 21 días.

La dosis necesaria para cada paciente se calcula en función de la superficie corporal y una ventaja destacable es que el tiempo de administración se reduce a entre dos y cinco minutos de infusión, por lo que las estancias para el tratamiento son muy cortas.

Joana F. es una de las más de 26.000 mujeres que cada año son diagnosticadas en España de cáncer de mama, de las que cerca de una tercera desarrollarán metástasis.

A Joana F., que tiene 68 años, le diagnosticaron una neoplasia de mama en 1997, lo que la obligó a pasar por el quirófano, quimioterapia, radioterapia y terapia hormonal.

Cuando la enfermedad remitió, se volcó en sus dos hijos y siguió trabajando en un taller de confección, hasta que, en un control rutinario, en 2007, le diagnosticaron una progresión del cáncer primario con metástasis pulmonar, pleural y ósea.

De nuevo tuvo que someterse a quimioterapia y terapia hormonal, aunque en 2011 la metástasis progresó en los huesos y el pulmón.

En noviembre de 2012 fue incluida en el ensayo clínico de la eribulina y desde entonces ha recibido 22 ciclos, según ha explicado su doctora, Patricia Gómez, oncóloga del Vall d'Hebron.

"La mejoría clínica de Joana es clara, presenta desde el principio una respuesta positiva y tolerancia al tratamiento con eribulina", ha explicado la doctora.

Joana sólo se queja del cansancio, aunque afirma que "de todos los tratamientos la eribulina es el que me ha sentado mejor".

CÁNCER MAMA