Sociedad

El mundo vive la peor crisis humanitaria en los últimos 70 años

La ONU alerta de que la hambruna afecta a 20 millones de personas Necesita 4.000 millones para atender a ciudadanos de Sudán del Sur, Somalia, Yemen y Nigeria.
Efe, Madrid
12/mar/17 2:07 AM
Edición impresa
LA CAIXA

El mundo vive actualmente la mayor crisis humanitaria desde 1945, según advirtió ayer Naciones Unidas (ONU), que expresó de nuevo su alarma sobre el riesgo de hambruna de unos 20 millones de personas en todo el planeta.

"Estamos en un momento crítico de la historia. Ya a principios de año nos estamos enfrentando a la mayor crisis humanitaria desde la creación de Naciones Unidas", dijo al Consejo de Seguridad el jefe humanitario de la organización, Stephen O'Brien.

A esa situación se suma ahora una posible hambruna en cuatro países -Sudán del Sur, Somalia, Yemen y el nordeste de Nigeria-, recordó O'Brien.

En febrero Naciones Unidas alertó de que unos 20 millones de personas que residen en esos países están en situación de hambruna o en riesgo creíble de caer en ella en los próximos seis meses.

La ONU sólo utiliza el término hambruna cuando se reúnen en una zona ciertos niveles de mortalidad, desnutrición y hambre, situaciones extremas y muy poco habituales, con apenas una decena de casos en las últimas tres décadas.

"Sin un esfuerzo global colectivo y coordinado, la gente simplemente morirá de hambre", insistió ayer O'Brien, que informó al Consejo de sus recientes visitas a Yemen, Sudán del Sur y Somalia para evaluar la situación humanitaria. El responsable de Naciones Unidas dijo que es necesaria una "inyección inmediata de fondos" para atender a los necesitados en esos tres países y el nordeste de Nigeria.

"Para ser precisos necesitamos 4.400 millones de dólares para julio y ese es un coste detallado, no una cifra para negociar", afirmó con claridad el representante de la comunidad internacional.

A principios de año ya Naciones Unidas había señalado que era fundamental reunir esa cantidad antes de finales de marzo para dar respuesta a las graves necesidades de esta población. El dinero, insistió, se necesita en cualquier caso de forma muy urgente para poder responder a estas crisis. O'Brien describió escenarios desoladores: niños ya afectados de manera permanente en su desarrollo por la falta de alimentos y sin asistir a la escuela, así como comunidades sin medios de subsistencia, cuyos avances en términos de desarrollo están siendo revertidos. "Muchos serán desplazados y seguirán moviéndose en busca de supervivencia, creando cada vez más inestabilidad en regiones enteras", advirtió.

La prevención de conflictos, clave

O'Brien detalló que los cuatro países afectados por la hambruna tienen en común que en todos hay conflictos. Según la ONU, Yemen ya es el país con "la mayor crisis humanitaria en el mundo". Dos tercios de su población o 18,8 millones de personas requieren ayuda humanitaria urgente y siete millones padecen hambre, lo que representa un aumento de tres millones respecto a enero pasado, según los cálculos de la organización internacional.