Santa Cruz de Tenerife

Veinte años del crimen que dejó a la moda y al mundo sin Versace

Ana Mengotti, Miami, EFE
15/jul/17 7:25 AM
eldia.es

Gianni Versace sentado en una esquina de su casa en Miami Beach, Florida./Giorgio Viera (EFE)

Veinte años después del asesinato del diseñador italiano Gianni Versace a las puertas de su mansión en Miami Beach, hoy convertida en un lujoso hotel, el caso, cerrado desde el punto de vista judicial, todavía plantea incógnitas.

A falta de homenajes o actos conmemorativos en Miami, la televisión es la que está refrescando la memoria sobre un crimen con una enorme repercusión en todo el mundo y un indudable "gancho" desde el punto de vista periodístico y cinematográfico.

El asesino, Andrew Cunanan, se llevó a la tumba el motivo por el que disparó dos tiros a quemarropa sobre Versace el 15 de julio de 1997, pues ocho días después, mientras la Policía lo buscaba, se suicidó en la casa flotante donde se había escondido.

Con motivo del aniversario, los grandes canales de televisión de Estados Unidos han puesto en el aire programas especiales donde aparecen testigos, investigadores policiales, especialistas en moda o personas relacionadas con Versace o con Cunanan.

El asesinato de Versace, además, va a ser contado en una serie televisiva rodada en parte en Casa Casuarina, la mansión de 1930 comprada en 1992 por el asesinado diseñador italiano, hoy el hotel "La Villa", con Edgar Ramírez, Penélope Cruz, Ricky Martin y Darren Chris como protagonistas.

La serie, una nueva entrega del programa "American Crime Story", se estrenará en 2018.

El venezolano Edgar Ramírez da vida a Versace, que tenía 50 años y estaba en el apogeo de su carrera cuando Cunanan acabó con su vida en las escaleras de la entrada a su mansión en Ocean Drive, la calle que mira a la famosa South Beach.

El estadounidense Darren Chris es Cunanan, la española Penélope Cruz encarna a Donnatella, la hermana del diseñador y hoy responsable de diseño de su firma, y el puertorriqueño Ricky Martin hace de Antonio D'Amico, el novio de Gianni Versace, quien nunca ocultó su homosexualidad.

El verdadero D'Amico, exmodelo, rompió un silencio de dos décadas hace solo unos meses.

"Escuché el disparo. Mi corazón dejó de latir. Así que corrí y entonces vi a Gianni que yacía en las escaleras rodeado de sangre", dijo con la voz quebrada D'Amico en una entrevista con el programa Dateline del canal NBC en abril pasado.

En otro programa dedicado a Versace los que han hablado son los familiares de Cunanan, quien cuando mató a Versace ya era uno de los diez criminales más buscados en Estados Unidos, pues había asesinado a cuatro hombres en diferentes ciudades de país.

No solo no se sabe que le llevó a asesinar a Versace, otra de las incógnitas no despejadas es si Cunanan, que era homosexual y tenía 27 años aquel 15 de julio de 1997, conocía al diseñador italiano.

En el programa más reciente de todos, transmitido por ABC y centrado en la figura del asesino, algunos testigos, como un compañero de cuarto de Cunanan, afirman que había conocido a Versace en California.

El programa "20/20" de ABC se hace eco también de la tesis de que Cunanan buscaba notoriedad con sus crímenes y por eso eligió como víctima a alguien como Versace.

Carlos Noriega, uno de los policías del caso, relató que al principio se llegó a pensar en que la Mafia era la responsable, pues junto al cuerpo del diseñador se halló un pájaro muerto y ese es un signo mafioso, pero esta línea de investigación no cuajó.

Después de ocho días de búsqueda, la policía halló a Cunanan, que desde el primer momento era el principal sospechoso del asesinato, en una casa flotante no muy lejos de Casa Casuarina, pero ya estaba muerto.

Fernando Carreira, el hombre que cuidaba de la casa y que se llevó una suculenta recompensa por llevar a la policía hasta el asesino, tiene 91 años pero todavía recuerda "todo" lo que pasó aquel día, según relató al canal televisivo Miami Local 10.

Carreira relató que entró en la casa y se dio cuenta de que había alguien dentro, por lo que sacó su pistola y dio unos pasos, momento en el que escuchó el sonido de un disparo.

Era el que Cunanan se hizo a si mismo con el revolver con el que había matado a Versace.