Santa Cruz de Tenerife
INVESTIGACIÓN

Educación, estado ánimo y estatus social influyen en el envejecimiento del cerebro

Barcelona, EFE
17/jul/17 12:04 PM
eldia.es

La educación recibida, el estado de ánimo y el estatus socioeconómico influyen en el envejecimiento del cerebro y la capacidad cognitiva, según un estudio internacional en el que han participado investigadores de la Universidad Pompeu Fabra (UPF).

La investigación, dirigida por la Universidad de Oxford, ha registrado y analizado la actividad cerebral de un centenar de adultos portugueses sanos con diferentes niveles de habilidades cognitivas y ha descubierto patrones de actividad cerebral asociados a un mejor rendimiento cognitivo.

En el trabajo, que publica la revista Scientific Reports, ha participado Gustavo Deco, jefe del Grupo de Investigación en Neurociencia Computacional del Departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DTIC) de la UPF.

Deco ha explicado que los resultados demuestran que los participantes con un mejor rendimiento cognitivo tienen una actividad cerebral diferente, incluso cuando descansan tranquilamente dentro del escáner.

Joana Cabral, exalumna de Deco en la UPF e investigadora de la Universidad de Oxford y primera autora del estudio, ha señalado que con el escáner han podido "caracterizar de forma eficiente el repertorio de los estados de la red que el cerebro humano explora durante el descanso".

"Por primera vez hemos podido demostrar que el rendimiento cognitivo en la vida adulta se relaciona con el panorama dinámico de los estados de la red cerebral, que se configura a lo largo de la vida por factores como la educación, el estatus socioeconómico, o incluso todo en función del estado de ánimo", ha resumido Cabral.

La investigación, según el profesor de Oxford, Morten Kringelbach, "ayuda a comprender la dinámica del envejecimiento saludable del cerebro. A largo plazo, tenemos la esperanza de caracterizar la evolución de estos cambios durante la vida de los mismos individuos, con el objetivo de identificar previamente los que necesitan ayuda".

Según Gustavo Deco, "los modelos computacionales del cerebro con los que trabajamos pueden proporcionar una explicación del origen de la funcionalidad del cerebro humano y, consecuentemente, explicar también su decaimiento o simplemente su envejecimiento".