Sociedad

Ciertas enfermedades que se creían erradicadas reaparecen en Europa

Un investigador del CSIC advierte de que patologías asociadas a latitudes tropicales se dan cada vez con mayor frecuencia en occidente, debido a factores como el cambio climático.
Europa Press, Santander
7/ago/18 6:12 AM
Edición impresa

El profesor del Centro de Investigaciones Biológicas del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Vicente Larraga alertó ayer en Santander de que en Europa se "ha bajado la guardia" y han reaparecido enfermedades como la malaria que se creían "absolutamente superadas", pero que "aparecen y se quedan".

Aunque "los europeos somos muy pretenciosos y pensamos que estamos libres de enfermedades supuestamente superadas", en realidad estas dolencias "no son tan tropicales" y se encuentran en Europa como consecuencia de factores como el cambio climático, explicó.

Larraga se refirió a dolencias como el chagas, la oncocercosis o ceguera de los ríos, las amebas de vida libre, la esquistosomiasis -"ya no es un turista, es un residente", dijo-, la tuberculosis o la leishmaniasis, contra las que hay "medios para combatirlas", si bien "hay que estar preparados desde el principio" para conseguirlo.

"Uno no puede cantar nunca victoria sobre una enfermedad porque están ahí", advirtió el investigador en la jornada inaugural del encuentro "Enfermedades emergentes y reemergentes en Europa. De la investigación básica a la aplicada", que dirige esta semana en los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

En cuanto a la tuberculosis, "no hay prácticamente ningún país" europeo libre de esta enfermedad, que además de ser un problema clínico, también lo es socioeconómico, porque las sociedades "están muy fragmentadas", con una parte "protegida" sanitariamente y otra que no lo está.

En lo referido a la leishmaniasis, es una enfermedad "ligada" a las guerras -en países como Siria, Yemen o Sudán del Sur-, con el perro como "principal huésped". Sin embargo, en la actualidad se está trasladando hacia el norte debido a los turistas que viajan al Mediterráneo y tienen perros que se infectan.

Larraga concretó que la cifra media de perros "positivos" en España está alrededor del 7%, pero que hay zonas como Pozuelo de Alarcón, o cerca de Barcelona o Mallorca, donde los porcentajes son más altos.