Sucesos

Juzgan a cuatro personas a quienes se les intervino 19 kilos de cocaína

Los imputados llegaron al Aeropuerto Tenerife - Sur procedentes de Madrid, con la intención de distribuir la droga que se encontraba en un piso de Taco y que hubiese alcanzado un valor de 685.153 euros.

EL DÍA, S/C de Tenerife
9/ene/02 9:32 AM
Edición impresa

Ayer se celebró en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial un juicio en el que estaban implicados tres hombres y una mujer acusados de un delito contra la salud pública cuando miembros del GIFA de la Guardia Civil interceptaron 19 kilos de cocaína con una pureza del 81 por ciento y cuyo valor en la calle hubiera alcanzado los 685.153 euros (114 millones de pesetas).

El juicio quedó visto para sentencia y el fiscal solicita para cada uno de los acusados once años de prisión más una multa que cuadruplica el valor de la sustancia estupefaciente intervenida.

Según consta en el escrito de calificaciones del acusador público "en hora no determinada del 5 de agosto de 1999, los procesados C.L.M. y J.R. llegaron al Aeropuerto de Tenerife - Sur procedentes de Madrid, con la intención de distribuir la droga que se encontraba en un piso de Taco, por encargo de una persona que no ha podido ser identificada, quien además de proporcionarle dinero para comprar los billetes, les entregó un teléfono móvil a cada uno, para poderles dar las instrucciones precisas para distribuir droga. Nada más llegar al piso alquilado por el procesado J.M.D., los dos imputados se percataron de que la droga se encontraba ya en el mismo, hallando un bolso de grandes dimensiones y de color verde con una cierta cantidad de paquetes conteniendo polvo blanco".

Un primer paquete

El día 5 de agosto de 1999, por la mañana, el procesado C.L.M. recibió una llamada de persona desconocida, por encargo de la cual actuaban, dándole instrucciones para entregar el primer paquete de droga, al mismo tiempo que le indicaba el lugar de entrega, la persona y las características físicas y vestimenta de la misma. Sobre las cinco de la tarde, de ese mismo día, C.L.M. y J.R. se encontraban en una cafetería de un centro comercial, con la también procesada M.R.A.G., con quien hablaron una corta conversación, tras la cual se dirigen los tres a la zona de aparcamientos del citado centro comercial, subiéndose a un vehículo que el procesado C.L.M. había alquilado - prosigue el relato del fiscal - .

"Los dos hombres subieron en la parte delantera del vehículo y la mujer, en la trasera, apeándose en la salida del aparcamiento, llevando en sus manos un paquete de cartón con la inscripción de cereales, continuando los otros dos procesados su camino", relató en su informe el Ministerio Fiscal. En este momento fue detenida la mujer por miembros del GIFA, que habían establecido un dispositivo de vigilancia sobre estos tres procesados, interviniéndole a M.R. dicho paquete conteniendo en su interior una tableta con un peso aproximado de 1.080 gramos de cocaína.