Sucesos

El principal implicado en el crimen de la Villa Olímpica pide perdón

Valentín Moreno, que ha sido incriminado como autor de la muerte del joven por el resto de los implicados, dijo ayer que sólo agredió en la cara a uno de los dos amigos del fallecido.

EFE, Barcelona
7/mar/02 9:34 AM
Edición impresa
EFE, Barcelona

Valentín Moreno Gómez, considerado el principal implicado en el crimen de la Villa Olímpica, no ha incriminado ayer a ninguno de los nueve procesados en el asesinato y ha pedido "perdón" por lo ocurrido a la familia del muerto, Carlos Robledo.

"Si supiera quién ha sido lo diría aquí mismo", afirmó Valentín, que ha sido condenado por este caso a ocho años de internamiento por la jurisdicción de menores, ya que el día del crimen, 1 de abril de 2000, cumplía los 18 años.

Moreno Gómez explicó que, tras la pelea, intentó reunir a todos los implicados "para arreglarlo todo y que cada uno asumiera lo suyo", aunque dijo que "fue imposible". El chico afirma que no vio lo que hizo el resto de acusados, aunque ha subrayado que "el chaval no murió por amor al arte".

Valentín, incriminado por el resto de acusados, no sólo no les ha implicado, sino que además dijo que "pondría la mano en el fuego por dos de ellos", ya que está convencido de que no intervinieron en la pelea. "Nadie pensaba que ese chaval iba a morir, si lo llego a pensar me habría quedado allí y lo habría socorrido, lo juro", ha espetado Valentín.

Aquella noche el joven celebraba su 18 cumpleaños y por ello los acusados tomaron "de todo: pastillas, bebida y cocaína", según ha dicho el joven, vecino del barrio de La Mina.

Valentín Moreno dijo que los acusados formaban un grupo "que se llevaba bien con todo el mundo" y la noche de autos fueron "simplemente a pasarlo bien, nada del otro mundo".