Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Trabajo publicará listas de morosos con la Seguridad Social leer

Tres condenados a trece años de prisión en total por tráfico de drogas

Los implicados se dedicaban a la distribución y venta de la sustancia estupefaciente en Tenerife, que traían de Las Palmas, donde tenían el suministrador. La Policía, que desplegó escuchas telefónicas, intervino en la ropa de uno de los procesados 49 bolas con un peso de medio kilo.

EL DÍA, S/C de Tenerife
28/mar/02 9:35 AM
Edición impresa

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial tinerfeña ha condenado a A.H.P.F., natural de Funchal (Madeira), a cinco años de prisión y multa de 30 mil euros por un delito contra la salud pública. Asimismo, ha condenado a J.S.O. - natural de Valladolid - y a C.A.B. - natural de Pontevedra - a cuatro años de prisión e igual multa por el mismo delito.

Según consta en la sentencia a la que ha tenido acceso EL DÍA, "los acusados, actuando de común acuerdo, se dedicaban a la distribución y venta de cocaína en Tenerife. La sustancia estupefaciente se la suministraba una persona que no pudo ser identificada y que residía en Las Palmas de Gran Canaria".

Por otra parte, se recoge en el texto legal que "a principios de marzo de 2000 se quedaron sin droga y prepararon un viaje a Las Palmas para adquirir más cantidad con la intención de venderla en Tenerife. Los inculpados se trasladaron en barco para contactar en Las Palmas con un hombre que le entregó la cocaína. Una vez en la ciudad grancanaria, se le unieron los otros dos procesados regresando juntos a Tenerife en barco, arribando al muelle de Santa Cruz sobre las tres de la tarde del día 4 de marzo, donde fueron interceptados por la Policía cuando dejaban el barco. A C.A.B. se le encontraron ocultas en su ropa interior 49 bolsas que contenían 486,5 gramos de cocaína con una riqueza del 57 por ciento".

Practicado el registro domiciliario en la vivienda de A.H.F.P., se encontró una pesa de precisión con restos de cocaína, un gato hidráulico para prensar y, en la casa de C.A.B., otros dos gatos hidráulicos y tres recipientes de lactosa.

El fiscal calificó los hechos como constitutivos de un delito contra la salud pública y solicitó para cada acusado una pena de ocho años de prisión y multa de 60.101 euros.

Por su parte, la defensa de A.H.F.P. y J.S.O. se decantaron por pedir la libre absolución, mientras que la del tercer inculpado alegó la atenuante de embriaguez y que el delito se estimara como tentativa, solicitando una pena de un año y medio de prisión.

Estimación de la Sala

Según la Sala, los hechos son propios de un delito contra la salud pública agravado por ser la cocaína una sustancia que causa grave daño y que la cantidad intervenida es muy superior a la necesaria para el propio consumo, aunque se trate de tres personas.

Asimismo, se recoge que "está probada la autoría en los hechos de C.A.B., tanto por las declaraciones que siempre vino haciendo, al igual que por haber traído escondida la droga bajo la ropa. Por lo que se refiere a los otros dos acusados, queda probado el concierto con el tercero con la escucha de las cintas que recogieron conversaciones telefónicas entre los acusados y que fueron obtenidas con autorización judicial".

Cintas grabadas

De las conversaciones mantenidas fácilmente se deduce el acuerdo entre los tres inculpados en la preparación y desarrollo de la operación, pues, aunque como ocurre en estos casos se habla en clave, la relación entre ellos y la preparación de la operación que se iniciaba viajando a Las Palmas de Gran Canaria a recoger la cocaína incluían expresiones como "muñeco", "chatarra", "precios de los muchachos", "me preguntó por dos muchachos", "prepáreme lo que usted pueda", "quién me la va a traer es Carlos porque tuvo que ir a Las Palmas a buscar unos repuestos", "que mañana a mediodía iba pallá", "la gente se me queja", "la mercancía es una mierda" y otras muchas.

También se deduce la autoría de los tres en el hecho de viajar a Las Palmas, aunque hayan ido separadamente y allí se pusieran en contacto.