Sucesos

La Comunidad Autónoma, condenada a readmitir a una profesora de Religión

El Juzgado de lo Social de Las Palmas dice que el móvil de no renovar el contrato es anticonstitucional, por lo que el despido se declara nulo, reincorporar a la docente en iguales condiciones y abonarle los sueldos no percibidos, así como darle de alta en la Seguridad Social.

EL DÍA, S/C de Tenerife
6/abr/02 9:35 AM
Edición impresa

El Juzgado de lo Social número Dos de Las Palmas de Gran Canaria ha dictado una sentencia contra la Comunidad Autónoma Canarias (CAC) condenándola a que readmita a una profesora de religión al ser declarado su despido nulo, al tiempo que la condena a readmitirla de forma inmediata en el mismo puesto y condiciones de trabajo que regían antes del despido. Igualmente la Comunidad debe abonar los salarios dejados de percibir desde el día siguiente al despido hasta el día en que la readmisión se produzca, a razón de 62,24 euros brutos al día y mantener en situación de alta en la Seguridad Social durante el periodo correspondiente a tales salarios. Asimismo se absuelve al Obispado al no quedar acreditado que mediara en la contratación directa de la profesora de religión.

Según ha podido saber este periódico, uno de los motivos por los que la trabajadora fue despedida es que participó en la huelga y en los actos desarrollados en petición de la estabilidad en el empleo. En el fallo se declara la nulidad en el despido y no la improcedencia porque se entiende que a la profesora se la despide además por publicar su opinión en distintos medios de comunicación contrarios a la Consejería de Educación y a favor de la estabilidad en el empleo de los profesores de religión.

En la sentencia a la que ha tenido acceso EL DÍA se dice que "desde el día 24 de octubre de 1980, la citada profesora ha estado impartiendo clases de Religión y Moral Católica en diversos centros de Enseñanza Secundaria de la Comunidad Autónoma Canaria, mediante sucesivos nombramientos efectuados a propuesta del Obispado de Canarias, con un salario mensual de 1.893,19 euros. El último centro en el que ha prestado servicios es el IES Navarra. No ha ostentado cargos como representante sindical o de los trabajadores".

El día 1 de octubre de 1999, la profesora y la CAC suscribieron un contrato de trabajo. El día 29 de septiembre de 2000, la demandante y la CAC suscribieron un contrato de igual denominación que el anterior. La afectada es secretaria de la Asociación Profesional de Profesores de Religión de Enseñanzas Medias de la Comunidad Autónoma de Canarias.

Los días 6 y 14 de diciembre de 1999, así como el 29 de mayo de 2000, la demandante publicó varios artículos en medios de comunicación grancanarios.

El día 26 de octubre tuvo lugar una huelga de profesores de Religión y Moral Católica convocada por Intersindical Canaria. La demandante fue una de los integrantes del comité de huelga. Con motivo de dicha huelga, el Obispado de Canarias hizo pública una nota sobre la misma mostrando su desagrado.

El día 25 de julio de 2001, el Obispado de Canarias remitió a la CAC las propuestas de contratación del profesorado para el curso 2001 - 02 y en dicha relación no estaba la demandante. La profesora llamó a la CAC comunicándole que al no haber sido propuesta no iba a impartir clases.

El 12 de diciembre de 2001, la CAC dio de baja a la demandante de la Seguridad Social.