Sucesos
LO ÚLTIMO:
Una mujer mata a su marido a puñaladas y alega que fue para defenderse leer
SANTA CRUZ

Tres arrestados por insultar y resistirse a la autoridad


EL DÍA, S/C de Tenerife
1/jun/02 9:38 AM
Edición impresa

EL DÍA, S/C de Tenerife

Agentes de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife han procedido a la detención, en las últimas horas, de tres hombres, a quienes se acusa de proferir graves insultos, y de resistencia a agentes de la autoridad en cumplimiento de sus funciones de velar por la seguridad ciudadana.

El primero de los casos tuvo lugar al mediodía del 30 de mayo, en una pizzería de la calle Heliodoro Rodríguez López de esta Capital, en cuyo interior se encontraba el llamado F.J.A.H., de 34 años, quien supuestamente amenazaba e insultaba al camarero del establecimiento y a otros clientes que se encontraban en su interior. Al presentarse la Policía Local, el individuo reiteró los insultos, agrediendo a uno de los agentes en la mejilla cuando trató de reducirle. Tras ser informado de sus derechos se le condujo a la Comisaría, donde prestó declaración, quedando a disposición de la autoridad.

Más incidentes

El segundo caso tuvo lugar en la calle Juan de Ávila del barrio de Chamberí, donde el ocupante de una roulotte estacionada en la vía pública, se negó a identificarse, así como a aportar la documentación del vehículo, momento en el que se le informó de su inmovilización. M.J.P.J., de 50 años, detenido y presentado en Comisaría, optó por dirigir palabras soeces a los agentes e incluso llegó a bajarse del vehículo policial cuando se le trasladaba, motivo por el que hubo de ser reducido por los funcionarios, si bien en este caso no medió agresión física a los policías.

El tercer suceso se presentó casi a la par que los anteriores, pero en la confluencia de las avenidas de Bélgica y Madrid, lugar en que se hallaba estacionada una patrulla de la Policía Local, cuyos ocupantes observaron cómo el conductor de un ciclomotor, J.A.G.M., de 18 años, se saltaba varias señales rojas en distintos semáforos, poniendo en peligro la seguridad de otros conductores y viandantes, además de la vida propia, razón por la que se le persiguió hasta detenerlo.

SANTA CRUZ