Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PP y Cs, a punto de cerrar el acuerdo de gobierno en Andalucía leer

La Guardia Civil espera la llegada de un barco con 2 mil kilos de hachís y 50 de cocaína

El navío de bandera marroquí es de tamaño mediano y la tripulación la componían un alemán, dos marroquíes y un español, aunque el patrón podría ser de nacionalidad francesa. Hace quince días llegó a la altura de Lanzarote, donde dio media vuelta debido al mal estado de la mar.

ANTONIO HERRERO, S/C de Tenerife
23/jul/02 9:42 AM
Edición impresa

La Guardia Civil de Tenerife espera la llegada de un barco que, procedente de Marruecos, lleva en sus bodegas unos 2 mil kilos de hachís y unos 50 de cocaína, según una nota interna a la que tuvo acceso EL DÍA y que fue remitido a las distintas unidades de la 151 Comandancia el pasado día 3.

Este diario pudo averiguar que dicho velero tiene bandera marroquí, es de tamaño mediano y la tripulación la componían un alemán, dos marroquíes y un español, aunque el patrón podría ser de nacionalidad francesa y su destino final, al parecer, es Tenerife. Estos datos fueron aportados por un denunciante anónimo, que alertó a la unidad de seguridad del Aeropuerto de Los Rodeos, cuando se hallaba faenando en las proximidades de Larache (Marruecos) y observó cómo varias personas, por medio de una lancha tipo "zodiac", cargaban en un velero la mencionada cantidad de droga.

La Unidad Orgánica de Policía Judicial de la 151 Comandancia comunicó a las cinco compañías (Puerto de la Cruz, Santa Cruz de La Palma, Playa de las Américas, San Sebastián de La Gomera y la Capital tinerfeña) para que su personal estuviese alerta de lo dicho por el denunciante, que añadió que comunicaba estos hechos porque aunque se trataba de un marroquí está nacionalizado español y le daba pena ver cómo se estaban ensuciando las Islas Canarias.

Sospechas confirmadas

Esta denuncia viene a confirmar las sospechas que la Guardia Civil tenía sobre el posible desembarco de un alijo de estas características desde el mes de noviembre del pasado año, cuando se detectó tras una confidencia de un camerunés, quien aportó los primeros indicios de la operación señalando que la nave donde se iba a ocultar se encontraba en una zona de Abades. Sospecha que, por otra parte, se vio confirmada al solicitar a la autoridad judicial diversos pinchamientos telefónicos.

Al parecer, como testaferros de la operación se encuentran cuatro hermanos comerciantes de Melilla. Los agentes del Grupo de Investigación Fiscal y Antidrogas (GIFA) sobre los que ha recaído la tarea principal y que han sido apoyados por otras unidades venidas de la Península han realizado varios seguimientos a dos sospechosos que estuvieron en la Isla hace unos quince días, donde supuestamente se entrevistaron con los destinatarios de la droga. Los números que los seguían les perdieron la pista a la altura de Guamasa. Por radio se dio aviso a varias parejas de la Guardia Civil para que controlasen los accesos al muelle y a la zona de una gran superficie comercial, pero con órdenes de no ser parados.

Al parecer, el navío navegó por esas fechas desde Marruecos llevando en sus bodegas la preciada carga, pero, al llegar a la altura de Lanzarote, dio media vuelta y regresó de nuevo a puerto, debido al mal estado de la mar reinante en aquellos días.

No escatimar en medios

La Benemérita mantiene en estado de alerta a sus agentes especializados en la lucha antidrogas que vigilan toda la costa Sur de Tenerife, donde se sospecha que pueda producirse el desembarco. Para ello no han escatimado medios y cuentan con equipos modernísimos, como cámaras infrarrojas, que permiten observar cualquier movimiento en la oscuridad, aunque sea noche cerrada.

Otras fuentes del Instituto Armado consultadas por EL DÍA señalaron que el alijo podría llegar a los cinco mil kilos de hachís.

Debido a la magnitud del operativo, cuenta con el apoyo de personal del GIFA de la Comandancia de Melilla, que se ha desplazado a la Isla en diversas ocasiones, y que las fuentes consultadas coinciden en señalar como el mejor en su especialidad.

Fuentes cercanas consultadas ayer comentaron que es muy posible que el velero no zarpe, ya que las pesquisas realizadas hasta el momento han dado resultado negativo.