Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Fuerzas kurdas anuncian el fin del "califato" del Estado Islámico en Siria leer

Mueren 28 niños sordomudos en un incendio en la república rusa de Daguestan

Las víctimas mortales tenían entre dos y seis años. Otros 26 pequeños se encuentran en unidades de cuidados intensivos. En el momento del siniestro dormían 159 menores y siete educadores.

EFE, Moscú.
11/abr/03 10:05 AM
Edición impresa
EFE, Moscú.

Al menos 28 menores murieron ayer en el incendio de un internado para niños sordos en Majachkalá, la capital de la república norcaucásica de Daguestán, en la segunda tragedia causada por el fuego en una escuela en menos de una semana.

Las víctimas mortales tenían entre dos y seis años, declaró el presidente del Parlamento de Daguestán, Muju Alíev, quien añadió que otros 26 niños se encuentran en unidades de cuidados intensivos.

El siniestro se declaró a las 02:19 de la madrugada (22:19 GMT del miércoles), cuando en el internado, un edificio de ladrillo de dos plantas, dormían 159 niños y siete educadores.

Según Alíev, los 131 niños que fueron rescatados con vida del edificio en llamas fueron ingresados en diversos centros médicos de Majachkalá.

Corte de la corriente

Poco antes de comenzar el fuego se había producido un corte en el suministro de energía eléctrica, restablecido minutos después, por lo que las versiones preliminares señalan que un cortocircuito pudo ser la causa de la tragedia.

Las llamas, ayudadas por el fuerte viento que soplaba esta madrugada en Majachkalá, se propagaron rápidamente por las vigas de madera del edificio, mientras algunos maestros trataban de sofocar el fuego por sus propios medios y despertaban uno a uno a los niños, que a causa de su sordera no podían oír los gritos de los mayores.

Los primeros vehículos de bomberos llegaron al lugar del siniestro nueve minutos después de que se declarase, pero no lograron apagar el incendio hasta las 05:00 horas local (01:00 GMT).

Además de quince equipos de bomberos, en los trabajos de rescate participaron 75 médicos y 28 socorristas.

La Fiscalía abrió un expediente penal por violación de las normas de seguridad contra incendios, y las autoridades de la república decretaron para mañana, viernes, un día de duelo en todo el territorio de esa república del sur de Rusia.

El Ministerio de Rusia para Situaciones de Emergencia envió a Majachkalá un avión Il - 76 con especialistas del Centro de Quemados de Moscú y más de una tonelada de medicinas.

Segunda tragedia

La tragedia de Majachkalá se produjo tres días después de que 22 niños murieran abrasados en un incendio que redujo a cenizas la escuela de Sidi Bal, localidad de Siberia Oriental.

El primer ministro de Rusia, Mijail Kasiánov, ordenó ayer al Ministerio de Educación que efectúe una "revisión urgente" del estado de las escuelas rurales del país.

"Si antes hablábamos de las averías en los sistemas de calefacción y agua potable, ahora se suman las tragedias vinculadas con el funcionamiento de las redes eléctricas", dijo Kasiánov.

En una ilustración más del deplorable estado en el que están los establecimientos educacionales de país, la agencia oficial rusa Itar - Tass informó ayer de que en dos tercios de las escuelas de la provincia de Irkutsk, en el extremo oriente de Rusia, no se cumplen las normas de seguridad contra incendios.

La Duma, o Cámara de Diputados de Rusia, inició ayer su sesión con un minuto de silencio en memoria de las víctimas del siniestro en el internado de Majachkalá.

Varios diputados propusieron incluir en el orden del día un debate en el que se tratara la seguridad en las escuelas, y el grupo parlamentario comunista solicitó que se estudiara llevar a cabo una resolución para exigir la dimisión del Gobierno en pleno, aunque ambas propuestas fueron rechazadas por la mayoría de la Cámara.