Sucesos

Desmantelan en Galicia una red que distribuía heroína

Unidades de la Guardia Civil han detenido a 33 personas en la operación "Javillo". Los apresados están relacionados con mafias turcas. Las pesquisas se pusieron en marcha en 2001 y se incautaron de 30.000 dosis.
EFE, Santiago de Compostela
2/may/03 10:07 AM
Edición impresa

EFE, Santiago de Compostela

 

Agentes de la Guardia Civil de varias unidades de la Comunidad gallega y de los servicios centrales del cuerpo en Madrid han logrado desmantelar la mayor red de distribución de heroína en Galicia, en la que se logró detener a 33 personas de varias nacionalidades e intervenir unas 30.000 dosis de droga.

Esta operación, denominada "Javillo", el alias de uno de los gallegos implicados, se prolongó durante año y medio y el total de las detenciones se practicó desde septiembre del año pasado, hasta que hace unos días se concluyeron los arrestos de personas que supuestamente formaban parte de esta organización, de nacionalidades española, turca, albanesa, portuguesa y macedonia.

En una pieza de acero

La Guardia Civil informó de que la operación comenzó a gestarse en el año 2001, en el Juzgado de Instrucción número 1 de Vilagarcía, cuando se localizó un alijo de cocaína camuflado en una pieza de acero que pretendía ser introducida a través del aeropuerto coruñés de Alvedro.

Una vez localizado el receptor de la cocaína, los responsables de la Guardia Civil comenzaron a sospechar de la existencia de mafias turcas en la Comunidad.

Las sospechas de los agentes les llevaron a vigilar a un ciudadano turco y otro iraní, que encontraron su conexión en Galicia con F.J.J.R., alias Javillo, que se rodeó de colaboradores, alguno de los cuales envió a Turquía para realizar pagos a las mafias de aquel país.

El seguimiento de este viaje permitió a los investigadores descubrir a un nuevo presunto responsable, otro turco residente en Madrid.

No obstante, "Javillo" se distanció con sus socios turcos y, en la primavera de 2002 tenía ya otros suministradores en Portugal y, para abrir nuevas rutas al abastecimiento de droga, aparecieron en escena otras personas de origen albanés.

En Galicia, el contacto de este último grupo era un macedonio afincado en Caldas de Reis, que tenía como "lugarteniente" a otro gallego, J.M.M, que entre finales de 2001 y agosto de 2002, realizó transacciones con "Javillo".

Los responsables de la investigación creen que en el tiempo que duró la relación entre el ciudadano macedonio y su socio, este último pudo haber colocado en el mercado del orden de 200 kilogramos de heroína, algunas veces de muy mala calidad.