Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Baja el consumo de alcohol en España pero crece el de tabaco y cannabis leer

Arrestado por explotar a 19 chinos en un taller textil

Otros nueve detenidos fueron puestos en libertad al encontrarse de manera legal en España. Entre los apresados figura el responsable de la instalación donde se elaboraban diversas prendas de ropa y otros efectos.
EFE, Santiago de Compostela
20/may/03 10:09 AM
Edición impresa

 

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía iniciaron a principios de año la operación que llevó a la detención, la pasada semana, de 19 ciudadanos chinos y un español del mismo origen, que trabajaban en una nave próxima a Santiago en condiciones infrahumanas, infor-mó ayer el Ministerio del Interior.

Nueve de los detenidos fueron puestos en libertad por encontrarse en España en situación legal y entre los que permanecen detenidos figura Wei-Jiong Liu Lin, nacionalizado español, al que se considera responsable de la nave donde se confeccionaban prendas de ropa y otros efectos.

La Policía había detectado a principios de año la presencia de varios ciudadanos de nacionalidad china dedicados a la venta de CD "pirateados" y detuvo a dos de ellos, que fueron arrestados de nuevo unos días después.

Ante el incremento de esta actividad delictiva, la Comisaría santiaguesa inició "una amplia investigación", que llevó a la loca- lización de Wei-Jiong, propietario también de un restaurante en Santiago y que conducía habitualmente un coche en el que trasladaba a distintas personas a la citada nave, en el lugar de Montouto, ayuntamiento de Teo.

Taller de confección

Los investigadores detuvieron a Wei-Jiong, de 43 años, el pasado día 15 y al entrar en la nave comprobaron la presencia de 19 personas que trabajaban en su interior.

La nave estaba dedicada a taller de confección de prendas de vestir, para lo que carecía de licencia, y en ella trabajaban las personas de origen asiático "en condiciones muy precarias y en horario continuado de 15 y 16 horas, comiendo y cenando en el mismo lugar", señala el Ministerio de Interior en un comunicado.

Los funcionarios policiales intervinieron 31 máquinas, de coser, planchar y rematar; 40 bolsas con patrones para monos de trabajo, numerosas etiquetas, cajas con perchas con ropa de trabajo, libretas de anotaciones en chino de tallas y número de prendas realizadas por cada trabajador, así como numerosos pedidos solicitando la fabricación de pijamas, pantalones y faldas.

La fuente citada señala que la operación "continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones". El detenido pasó a disposición del juzgado de guardia de Santiago de Compostela acusado de un delito contra el derecho de los trabajadores.