Sucesos

Cae una red que pirateaba la señal de televisión por cable

Tres son los detenidos y otros nueve los imputados en una operación que se ha llevado a cabo en 10 ciudades de siete comunidades autónomas. Las pérdidas potenciales podrían superar los 60 millones de euros.
EFE, Madrid
7/jun/03 10:10 AM
Edición impresa

La Guardia Civil ha desmantelado una red dedicada a la falsificación de decodificadores de televisión por cable y "pirateo" de la señal de la operadora Ono, en una operación desarrollada en diez ciudades de siete comunidades autónomas y en la que han sido detenidas tres personas e imputadas otras nueve.

Según informó ayer el Instituto Armado, las pérdidas potenciales de la operadora por esta "piratería" podrían superar los 60 millones de euros.

En la denominada operación "Cubo II", llevada a cabo en Valencia, Alicante, Castellón, Oviedo, Gijón, Santander, Palma de Mallorca, Albacete, Murcia y Cádiz, se han incautado más de mil chips preparados para la confección de decodificadores falsos, además de un programador múltiple y otros componentes y útiles para su fabricación.

Según las explicaciones de la Guardia Civil, las investigaciones en torno a esta red -que había adquirido más de 20.000 chips para confeccionar decodificadores- comenzaron a raíz del análisis de la documentación intervenida en la primera fase de la operación "Cubo", que se desarrolló en noviembre de 2002 y en la que fueron detenidas seis personas.

Fabricación de los "cubos"

La investigación permitió identificar a un integrante del grupo delictivo que se encargaba de la importación de componentes electrónicos necesarios para la fabricación de los denominados "cubos", que permiten al usuario "piratear" todos los canales de los que dispone la operadora Ono.

Esta persona adquirió un multiprogramador de chips mediante el cual programaba los códigos necesarios para el "pirateo" de la señal de televisión de la citada operadora.

Una vez confeccionados los "cubos", contactaba telefónicamente con los distribuidores y, después de entregarlos, recibía personalmente el pago en efectivo.

Según la Guardia Civil, la red eludía realizar envíos a través de empresas de transporte, tal y como hacía en la primera fase de la operación, con el objetivo de no ser descubiertos.

Gracias al correspondiente dispositivo de seguimiento y control de los integrantes de la organización, fue detenido en la provincia de Valencia M.D.M., de 29 años, que confeccionaba los "cubos" para su posterior distribución. En el registro realizado en su domicilio se incautaron más de mil chips, un multiprogramador y varios útiles para falsificar decodificadores.