Sucesos

Interceptada en Barajas Se entrega el asesino Se ahoga tras atacarla un cisne Tres presos se fugan en Londres Le cae encima un coche


11/jun/03 10:11 AM
Edición impresa

a licante

13 años de cárcel por promover la prostitución

EFE, Alicante

La sección tercera de la Audiencia de Alicante ha condenado a trece años de prisión al líder de una red de prostitución rumana por cuatro delitos relativos a esta actividad y un quinto por promover la inmigración clandestina.

Según recoge el tribunal en la sentencia, I.I., alias "Popica", cometió un delito contra los derechos de los trabajadores al "promover la inmigración clandestina de éstos a España al margen de la normativa administrativa que regula la entrada de extranjeros". "Captó a jóvenes muchachas en Rumanía ofreciéndoles trabajo en España, financiándoles el viaje y los gastos administrativos e introduciéndolas como turistas cuando su destino era trabajar en nuestro país", afirman los magistrados en el fallo.

"Popica" dirigía una de las redes de prostitución más importantes desarticuladas por la Policía en Alicante en los últimos años y junto a él fueron juzgados el pasado mes en la Audiencia otros seis supuestos integrantes del grupo y dos personas más por falsificación de pasaportes.

El 9 de septiembre del 2002, agentes de la Udyco desmantelaron la organización.

El ex jugador del Málaga CF José Aido aseguró ayer al Tribunal que lo juzga por tráfico de drogas en la Audiencia Provincial de Málaga que el inspector del Cuerpo Nacional de Policía imputado en el mismo proceso era su "proveedor, yo vendía lo que él me daba, no tenía ningún otro suministrador".

El juicio contra Aido co-menzó ayer, y también están acusados entre otros el inspector y dos policías locales, acusados de traficar con drogas, falsedad en documento oficial y encubrimiento y está previsto que dure hasta octubre ya que hay casi un centenar de testigos.

Durante la declaración de Aido como procesado, llegó a asegurar a los magistrados que el inspector del Cuerpo Nacional de Policía Bernardino R.M., que además era jefe del Grupo Tercero de Estupefacientes de la Comisaría Provincial de Málaga, "sabía perfectamente quien le vendía la droga y por eso no los tocaba; además, así no había fallos".

La fiscalía malagueña acusa al inspector de revender alijos de drogas intervenidos en diferentes operaciones policiales.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron ayer, en el aeropuerto de Barajas, a una ciudadana española que ocultaba 4 kilos de cocaína alrededor de una faja adosada a su cintura y en las plantillas de unas zapatillas. La detenida, María Socorro R.T., de 32 años, fue detectada con la droga en el puesto fronterizo del aeropuerto madrileño a su llegada en un vuelo procedente de Lima (Perú). La arrestada tenía billete para viajar de Madrid a Lisboa.

Un ecuatoriano de 28 años se entregó ayer por la mañana ante la Policía Local de Murcia en relación con la muerte de una ciudadana brasileña, cuyo cadáver fue encontrado el sábado pasado en Beniaján (Murcia), informaron fuentes de la Delegación del Gobierno. La mujer fue encontrada muerta por una compañera de piso, tirada boca abajo en el salón, con un cuchillo de cocina clavado en la espalda, en medio de un gran charco de sangre.

Una bañista murió ahogada ayer, en el embalse de Sobotka, cerca de la ciudad polaca de Plock, tras ser atacada por un cisne que le picoteó la cabeza, impidiéndole sacarla a la superficie para respirar, informó la Policía. El portavoz de la Policía de Plock, Karol Dmochowski, explicó que, según declaraciones de testigos, la víctima fue presa del pánico al ser atacada por el cisne, tras lo cual se hundió y, después de tratar de salir a flote varias veces y de no conseguirlo, se ahogó.

Tres prisioneros se dieron ayer a la fuga cuando la furgoneta policial en la que viajaban fue asaltada por una banda armada cuyos componentes iban disfrazados de carteros, en pleno centro de Londres, confirmó el Servicio de prisiones.

El conductor del vehículo, que se disponía a cruzar la barrera de seguridad del principal juzgado penal del sur de Londres, fue herido de un disparo en la rodilla por los atacantes. Los tres fugitivos escaparon por la puerta de atrás del furgón, mientras que los otros 7 reclusos permanecieron en sus asientos.

Un joven de 28 años murió ayer al caerle encima el coche que estaba reparando en el taller mecánico donde trabajaba, en Guardiola de

Berguedá (Barcelona), han informado los Bomberos. La causa del accidente apunta a un fallo del gato hidráulico que sujetaba el coche.