Sucesos
TRIBUNALES

Absuelto un preso acusado de violar a su compañero de celda


EL DÍA, S/C de Tenerife
14/jun/03 10:11 AM
Edición impresa

La Sala de lo Penal de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife ha absuelto a Nigro M. de un delito de agresión sexual en la persona de su compañero de celda, durante el cumplimiento de una condena en el Centro Penitenciario Tenerife II, pero le ha condenado a una falta de lesiones, por lo que deberá abonar una multa de 360 euros, además de 252 euros en concepto de indemnización por las heridas sufridas.

En la sentencia del caso se recoge que en la noche del día 3 de abril de 2001, el acusado condenado el 2 de agosto de 1998 por un delito de violación, se encontraba interno en Tenerife II, compartiendo su celda con otro interno.

Ambos entablaron una discusión y el procesado comenzó a darle patadas y puñetazos en diversas partes del cuerpo, ocasionándole lesiones de las que tardó en curar 7 días. No resultó probado que le penetrara analmente.

El fiscal solicitaba 12 años de prisión por el delito de agresión sexual con la agravante de reincidencia y una falta de lesiones por los golpes recibidos, así como que indemnizara al otro preso en 3.000 euros.

Por su parte la defensa pidió la libre absolución para su patrocinado.

Enemistad manifiesta

En el texto legal se afirma que "la supuesta víctima incurrió en contradiciciones, ya que primeramente alude sólo a una pelea ocultando la agresión sexual, según él por vergüenza. Después afirma que se dio la agresión, pero en grado de tentativa y luego, que se trató de una penetración anal aunque no completa, cosa que él conoce porque antes de estar en prisión se había prostituido".

Seguidamente, la Sala afirma que de la prueba pericial y del reconocimiento médico que se le realizó al día siguiente no había signo del mismo, aparte de no haberse acreditado prueba que confirmara la existencia de líquido seminal.

Asimismo, en la sentencia se apunta la enemistad manifiesta entre la víctima y el acusado, lo cual pudo llevar a motivar la denuncia por la presunta agresión sexual de Nigro M. al otro recluso que compartía la celda con él.

TRIBUNALES