Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Apple apunta a los contenidos y su propia tarjeta de crédito para seguir cautivando leer

Un incendio en Puertollano afecta a una planta petroquímica de Repsol

En Zaragoza, el incendio se inició tras el vuelco de un camión con pacas de cereal, que prendieron a consecuencia de una chispa y cuyo fuego se extendió por los alrededores. En Portugal, once focos se mantienen activos, ya que no han podido ser controlados por los bomberos y los aviones españoles.
EFE, Ciudad Real
30/jul/03 10:14 AM
Edición impresa

EFE, Ciudad Real

Un incendio desatado en la Dehesa Boyal de Puertollano ha obligado al desalojo de una veintena de familias que acampaban en su centro de ocio y naturaleza, además de derretir uno de los cables de alta tensión que alimentan el complejo petroquímico de Repsol, lo que ha provocado una gran nube negra.

En la tarde de ayer se trabajaba para reanudar la línea, ya que la caída de tensión ha provocado que paren los trabajos que se llevaban a cabo en la planta.

Esta parada provocó la combustión automática de la producción de refinería que en esos momentos se encontraba en marcha, lo que produjo la humareda, que no ha afectado a la población a pesar de cernirse sobre varios pueblos del oeste de Puertollano.

El concejal de Medioambiente de Puertollano, Ángel García, aseguró que el fuego, que ya ha afectado a más de cincuenta hectáreas desde las 16.00 horas y está sin controlar, ha sido provocado.

Tres hidroaviones llegados de Toledo, Manises (Valencia) y Madrid, y dos helicópteros de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta, junto a más de un centenar de bomberos, policía, guardia civil y voluntarios, trabajan en las labores de extinción.

Asimismo, cinco incendios se encontraban activos a última hora de la tarde de ayer en diferentes puntos de la provincia de Zaragoza, y el más grave de ellos se registra en los términos municipales de Luesia y Biel, en la comarca de las Cinco Villas.

Según han informado fuentes del Gobierno de Aragón, se encuentran trabajando en la extinción de este incendio dos hidroaviones, dos cuadrillas helitransportables, cuatro retenes terrestres del COMENA, así como varias motobombas, un bulldozer, y efectivos del cuerpo forestal y de bomberos de la Diputación de Zaragoza (DPZ).

Este incendio se inició al volcar un camión con pacas de cereal, que prendieron a consecuencia de una chispa, y cuyo fuego se extendió por los alrededores, según han informado fuentes de la Diputación de Zaragoza.

Además, hay otros focos activos en las localidades de Encinacorba, Monreal de Ariza y Sierra de Vicor -en la comarca de Calatayud-, así como otro en la comarca de Daroca.

Portugal y Francia

Ya fuera de España, once incendios forestales se mantienen activos en diferentes regiones de Portugal y no han podido ser controlados por los bomberos, informó el Centro Nacional de Coordinación de Socorros (CNCS).

La situación más crítica se registra desde el pasado domingo en las áreas forestales de la Sierra de Azor (Fundao) y otras zonas del distrito de Castelo Branco, donde están desplegados cerca de 300 bomberos.

""Ya fue solicitado un refuerzo de otros 200 militares"", dijo una fuente del CNCS, para tratar de controlar este fuego, que es combatido desde el lunes con el auxilio de aviones españoles.

En el distrito de Leiría, unos 140 kilómetros al norte de Lisboa, se produjo otro incendio, y hay otro fuego a unos 60 kms. de la capital lusa, en la zona de Alenquer.

Y en Francia, más de 2.000 bomberos y militares han logrado controlar ayer los violentos incendios desatados en el sur, que han causado cinco muertos y arrasado unas 9.000 hectáreas en menos de 24 horas, informaron los servicios de socorro.

Cuatro de las víctimas fallecieron por el fuego que ha asolado, por tercera vez en lo que va de mes el macizo de Maures (sureste).

Se trata de dos turistas británicas -una mujer y su nieta- que paseaban por el bosque de La Garde-Friente; una holandesa, que perdió la vida en las afueras de Saint-Maxime, ya en el litoral de la Costa Azul, y de un polaco cerca de Vidauban, donde se originó el fuego.