Sucesos
LO ÚLTIMO:
Cuatro heridos en un ataque con cuchillo a una escuela en Oslo leer
CIUDAD REAL

Incidentes por ajustes de cuentas entre familias gitanas


EFE, Ciudad Real
1/ago/03 10:15 AM
Edición impresa

EFE, Ciudad Real

Un total de cinco coches del barrio de San Martín de Porres han ardido y varias viviendas fueron saqueadas tras el tiroteo ocurrido el miércoles en el barrio marginal de San Martín de Porres, de Ciudad Real, en el que fallecieron un menor de 16 años y su padre, ambos de etnia gitana.

Según informaron fuentes de la Policía Local y del Servicio de Emergencias, los incendios de coches pueden ser consecuencia de actos de venganza entre grupos rivales con motivo de estas muertes, ya que los cuerpos de seguridad descartan que se haya tratado de un tiroteo fortuito.

Al parecer, todos los automóviles pertenecen a una misma familia o grupo, según la Policía, que de momento no ha practicado detenciones en torno a estas muertes cuyo autor o autores se desconocen.

Dos coches ardieron y otros tres lo han hecho en la mañana de ayer en distintos puntos del barrio, donde además fueron saqueadas varias viviendas a las que también se quiso prender fuego, si bien finalmente no fue así ante la posibilidad de que las llamas se extendieran a otras casas.

El barrio de San Martín de Porres, situado a las afueras de Ciudad Real, ha permanecido vigilado toda la noche y toda la mañana por la Policía ante la posibilidad de que se desencadenen nuevos enfrentamientos.

También ha permanecido en el lugar un coche de bomberos durante toda la mañana.

CIUDAD REAL