Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Ayuntamiento de Santa Cruz retira otros diez taxis y deja 777 licencias en la capital leer

Los muertos en las carreteras pasan de 7 a 25 en 24 horas

Sólo en las últimas 24 horas han fallecido 18 personas, entre ellas las tres que resultaron muertas en el siniestro más grave de los ocurridos ayer. Se espera que se desplacen unos 8,5 millones de vehículos este fin de semana.
EFE, Madrid
3/ago/03 10:15 AM
Edición impresa

EFE, Madrid

La cifra de fallecidos en accidentes de tráfico durante la operación especial con motivo del inicio de las vacaciones de agosto es ya de 25, después de que en las últimas veinticuatro horas -hasta las ocho de la tarde de ayer- se produjeran 18 muertes, a las que hay que sumar las siete ocurridas desde las 15:00 horas del jueves hasta última hora del viernes.

Mientras tanto, las retenciones de tráfico se trasladaron ayer sábado de las grandes ciudades, cuyas salidas registraron grandes atascos desde primera hora de la madrugada y hasta el mediodía, a las provincias costeras, donde a las 20:00 horas de ayer aún había problemas en la N-332 a su paso por Torrevieja (Alicante) y en tres tramos de la A-7 en Tarragona.

En los 23 accidentes de tráfico con víctimas mortales ocurridos desde que se puso en marcha la operación especial, otras 25 personas han resultado heridas graves y 14 más heridas leves, según los datos facilitados por la Dirección General de Tráfico (DGT).

Sólo en las últimas 24 horas, desde las ocho de la tarde del viernes, han fallecido 18 personas, entre ellas las tres que murieron en el siniestro más grave de los ocurridos, el pasado sábado, que se produjo en la carretera que une las localidades de Palma y Manacor, en la isla de Mallorca, cuando un vehículo monovolumen en el que viajaban siete pasajeros se salió de la vía.

La jornada del sábado se inició con grandes atascos, aún de madrugada, en las salidas de Madrid y Barcelona, de modo que pasadas las nueve de la mañana la N-III en sentido Valencia, principal vía de salida de los habitantes de la capital de España hacia las costas de Levante, ya presentaba trece kilómetros de circulación lenta a la altura de la localidad de Arganda del Rey.

Los dos tramos más conflictivos, ambos en la A-7, eran los que unen Barberá del Vallés y Martorell y Banyeres del Penedés y Torredembarra.

A medida que pasaban las horas, los problemas de tráfico se desplazaban hacia las provincias costeras, y en torno a las seis de la tarde se registraban retenciones en la N-332 en Alicante, en la N-340 en Granada y Málaga y en la N-IV en Cádiz.

El dispositivo especial de la DGT se mantendrá hasta hoy, ya que se prevé que se produzcan 8,5 millones de desplazamientos en automóvil, la mayor concentración de vehículos de todo el verano.