Sucesos

Desmantelada una banda que transportaba 900 kilos de hachís

La Guardia Civil detuvo a cinco personas y se incautó de 8 vehículos de lujo, 6 teléfonos móviles y diversa documentación. La droga era llevada en grandes lanchas desde Marruecos a Sevilla y desde allí hasta el País Vasco.
EFE, Sevilla
13/ago/03 10:15 AM
Edición impresa

EFE, Sevilla

La Guardia Civil de Sevilla ha desmantelado una organización dedicada al tráfico de droga procedente de Marruecos que operaba entre Sevilla y el País Vasco, con la detención de sus cinco integrantes -cuatro sevillanos y un vasco- y la aprehensión de 900 kilos de hachís.

La operación ""Ansares"" permitió además la intervención de dos embarcaciones, una de ellas de grandes dimensiones con la que se transportaba el hachís procedente de Marruecos, ocho vehículos de lujo, seis teléfonos móviles y diversa documentación.

Los detenidos, identificados como J.V.H. de 37 años; J.C.V.G., de 36, ambos cabecillas de la organización y vecinos de la localidad sevillana de Isla Mayor; J.A.P.G., de 30 años, también de Isla Mayor; J.F.H., de 32 y vecino de Coria del Río (Sevilla), así como R.M.B., de 26, oriundo de Idiazábal (Guipúzcoa), encargado de trasladar la droga al País Vasco, han ingresado en prisión.

Uno de los jefes de la red, J.V.H., fue detenido en 1999 después de que secuestrara en Pontevedra a un narcotraficante al que tuvo retenido en una nave de Isla Mayor por el impago de una partida de cinco toneladas de hachís. Según explicó a los periodistas el portavoz de la Guardia Civil de Sevilla, Rafael Pérez, la operación se inició hace unos dos meses dentro de las investigaciones que se realizan alrededor del río Guadalquivir para controlar la entrada de droga, tras lo que se centraron las investigaciones en la localidad de Isla Mayor.

Seguimiento de dos vecinos

Los agentes del equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA) del Instituto Armado hicieron un seguimiento de dos vecinos de este municipio que viajaban frecuentemente a Marruecos y Portugal, cuando se detectó la preparación de un alijo en la costa de Ayamonte (Huelva). Una vez descubierta la identidad de la persona que alquiló una furgoneta para el transporte de la droga hasta Sevilla, averiguaron el destino del alijo, para lo que se montó un dispositivo entre Coria del Río, Puebla del Río e Isla Mayor.