Sucesos

Detenidos en Chile dos invidentes canarios por la compra de un bebé


EFE, Santiago de Chile
30/sep/03 10:19 AM
Edición impresa

EFE, Santiago de Chile

Un matrimonio de invidentes españoles, procedentes de Canarias, fue detenido ayer en el aeropuerto internacional de Santiago cuando pretendían sacar del país a un bebé chileno de unos dos meses, por el que pagaron 15.000 dólares, informaron fuentes policiales.

Se trata de Francisco Gil, de 49 años, y María Mateo Báez, de 42, quienes habían llegado a Chile el pasado 1 de septiembre, procedentes de Las Palmas.

La pareja de invidentes fue contactada en España por un chileno que probablemente forma parte de una red delictiva, informó el prefecto de la Policía Internacional, Salvador Rubio.

Según explicó, el matrimonio había solicitado adoptar legalmente un niño en Chile pero la demanda fue rechazada por no cumplir con los requisitos, tras lo cual optó por el camino alternativo.

El hecho fue descubierto por la carabinera Mariela Cordero Araya, quien casualmente había ayudado al matrimonio de ciegos a desplazarse por la terminal aérea y tomar un taxi al llegar a Chile.

La misma funcionaria reconoció ayer a la pareja en el aeropuerto lista para abandonar el país y recordó que en la oportunidad anterior la mujer no estaba embarazada ni llevaba bebé alguno.

Cordero Araya preguntó entonces al matrimonio por la procedencia del menor, a lo que ambos respondieron que era su hijo.

La funcionaria trasladó a la pareja a las dependencias de la Policía Internacional, donde tras un interrogatorio reconocieron haber adquirido al bebé por 15.000 dólares y se comprobó que los papeles que acreditaban la paternidad eran totalmente falsos.

El bebé fue trasladado al Hospital Félix Bulnes de Santiago, mientras que los españoles quedaron retenidos en el Cuartel Independencia de Investigaciones y deberá comparecer hoy ante el 16 Juzgado del Crimen de Santiago.

No se descarta que los dos invidentes de las Islas Canarias sean dejados en libertad tras prestar declaración ante el juez y enviados de vuelta a España.