Sucesos

Piden entre 8 y 4 años para tres menores por la muerte de una joven en Madrid


EFE, Madrid
6/oct/03 10:20 AM
Edición impresa

EFE, Madrid

El fiscal solicita 8 años de internamiento para dos de los tres menores detenidos en relación con el asesinato en Madrid de la joven Sandra Palo, ambos de 17 años, mientras que reclama para el tercero, de 14 años, 4 años de internamiento.

El juicio a los tres menores comenzará hoy en el juzgado de Menores número 5 de Madrid y, según informaron fuentes jurídicas, la vista se celebrará a puerta cerrada. La Policía también detuvo en relación con este asesinato a otro joven, quien será juzgado aparte al ser mayor de edad.

El cadáver de Sandra, quien tenía 22 años, fue hallado por un camionero el pasado 17 de mayo quemado en una cuneta de la carretera de Toledo (N-401) en el municipio de Leganés (Madrid), a la altura del kilómetro 8,200, junto a una empresa de rótulos.

Fue encontrado después de que Sandra, que vivía con sus padres y hermanos en el barrio de Las Margaritas de Getafe, saliera de un taller ocupacional y se fuera a una discoteca con unos amigos. Al parecer, los detenidos formaban parte de un grupo de "aluniceros" con múltiples antecedentes.

El fiscal solicita 8 años de internamiento para dos de los tres menores detenidos en relación con el asesinato en Madrid de la joven Sandra Palo, ambos de 17 años, mientras que reclama para el tercero, de 14 años, 4 años de internamiento.

El juicio a los tres menores comenzará hoy en el juzgado de Menores número 5 de Madrid y, según informaron fuentes jurídicas, la vista se celebrará a puerta cerrada. La Policía también detuvo en relación con este asesinato a otro joven, quien será juzgado aparte al ser mayor de edad.

El cadáver de Sandra, quien tenía 22 años, fue hallado por un camionero el pasado 17 de mayo quemado en una cuneta de la carretera de Toledo (N-401) en el municipio de Leganés (Madrid), a la altura del kilómetro 8,200, junto a una empresa de rótulos.

Fue encontrado después de que Sandra, que vivía con sus padres y hermanos en el barrio de Las Margaritas de Getafe, saliera de un taller ocupacional y se fuera a una discoteca con unos amigos. Al parecer, los detenidos formaban parte de un grupo de "aluniceros" con múltiples antecedentes.