Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Hélène Cattet y Bruno Forzani revitalizan el cine fantástico europeo leer

Imputan a King un delito de agresión sexual ocurrido en Torremolinos

La víctima de esta agresión, que tuvo lugar en el año 2001, lo identificó ayer en una rueda de reconocimiento como su agresor. El acusado, que permaneció seis horas y media en el juzgado de instrucción número Dos de Torremolinos, se negó por segunda vez a declarar ante la juez.
COLPISA, Málaga
15/oct/03 10:20 AM
Edición impresa

COLPISA, Málaga

La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Torremolinos ha imputado a Tony Alexander King, encarcelado tras confesar los crímenes de Rocío Wanninkhof y Sonia Carabantes, un presunto de-lito de agresión sexual cometido en 2001. El ciudadano británico, que volvió a negarse a declarar por segunda vez ante la juez, fue reconocido como su agresor por una mujer, de nombre Carmen, en una rueda de reconocimiento efectuada en el juzgado de la localidad costasoleña en la que participaron otros cuatro presos.

El abogado de Tony King, Adrián Broncano, explicó que su defendido está también imputado de otro delito de agresión sexual y lesiones en otras diligencias abiertas a raíz de la denuncia de una ciudadana inglesa que le se-ñaló en la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga.

Sin embargo, en la segunda rueda de reconocimiento a la que King fue sometido ayer, esta mujer no lo reconoció como autor de la agresión sufrida y sí a otro extranjero, al parecer de nacionalidad rumana, que estaba entre los integrantes del grupo de sospechosos a identificar, por lo que el defensor del británico anunció que solicitará el sobreseimiento definitivo de la causa.

La mujer que reconoció a King como el hombre que la agredió en junio de 2001 en la zona de Montemar, en Torremolinos, declaró, según Adrián Broncano, que el británico "podría haber sido autor esa agresión", cuyo único vestigio en las diligencias es un parte de lesiones leves. El letrado precisó que, en principio, la incoación de estas diligencias venían exclusivamente por un delito o falta de lesiones, "aunque ahora se han acumulado las manifestaciones sobre la su-puesta agresión".

Por otro lado, al británico se le extrajo ayer una muestra de pelo en el juzgado, en virtud de una petición de prueba solicitada por la defensa en el Juzgado de Instrucción número 1 de Coín, que investiga el asesinato de Sonia Carabantes.

Desde primera hora de la ma-ñana, más de un centenar de personas se acercaron a los juzgados a la espera de la salida de King, momento que algunos de los presentes aprovecharon para gritarle "asesino", entre otros insultos.