Sucesos

BREVES


Izado desde 6 metros de altura  
18/oct/03 10:21 AM
Edición impresa

Izado desde 6 metros de altura  

Un hombre de unos 40 años resultó policontusionado tras precipitarse ayer entre los tetrápodos de la Avenida Marítima de Las Palmas de Gran Canaria, de donde tuvo que ser rescatado por efectivos del Servicio de Bomberos, que lo izaron más de seis metros con una grúa. El suceso tuvo lugar pasadas las nueve de la mañana en la zona próxima a la calle Juan XXIII, hasta donde se desplazaron un coche grúa y otros dos vehículos del Servicio de Bomberos con un total de diez efectivos a bordo. Ya en el lugar, los bomberos procedieron primero a liberar de entre las rocas al hombre, que había quedado literalmente encajado en medio de las aristas y piedras salientes de los tetrápodos más deteriorados por el tiempo. Una vez extraído de entre la escollera y acomodado en una camilla, el herido fue izado usando la grúa hasta la avenida, donde una ambulancia lo esperaba para trasladarlo al Hospital Doctor Negrín.

Herido grave  un motorista    

Un motorista de 65 años resultó herido de carácter grave al colisionar con su vehículo contra un turismo en la carretera de Tinajo, en Lanzarote, a primeras horas de esta mañana.

El herido, identificado como Delfín A.B., sufrió una fractura grave en una pierna, por lo que tuvo que ser evacuado a bordo de una ambulancia al Hospital General de Lanzarote. El suceso tuvo lugar sobre las siete y cuarto de la mañana en las cercanías del Campo de Lucha Canaria de la localidad de Tinajo, donde acudieron, además del personal del Servicio de Urgencias Canario, efectivos de la Policía Local y de la Guardia Civil.

Uno de los inculpados del juicio que se sigue contra 24 acusados por delitos de prostitución y captación ilegal de mujeres del este de Europa afirmó que a la casa de citas que regenta en la capital grancanaria le llevaban chicas José Hernández Navarro y otro de los acusados.

Sigue el juicio por prostitución

El regidor del local, Rubén de la Guardia, explicó ante el tribunal de la Audiencia Provincial de Las Palmas que su establecimiento está situado en la calle Molino de Viento de la capital grancanaria y que Hernández Navarro, principal acusado del proceso, y Antonio Martínez, se quedaban con el dinero del "primer pase" y con la mitad del segundo de las chicas que llevaban para prostituirse. De la Guardia, que se enfrenta a tres años y seis meses de prisión por los delitos de prostitución y asociación ilícita, aseguró que todas las chicas que trabajan en su casa son de origen diverso (españolas, rusas, brasileñas y colombianas, entre otras) "y tienen llave para entrar y salir cuando quieren", añadió ante las acusaciones de que las mujeres eran obligadas a ejercer la prostitución.