Sucesos

Arrestan a un joven por agredir a otros dos con una barra de hierro

Los hechos ocurrieron en la avenida del Generalísimo del municipio tinerfeño de Candelaria y al parecer se inició por una disputa relacionada con drogas. El agresor fue acusado de un delito de lesiones y puesto a disposición judicial.
N.D., S/C de Tenerife
24/oct/03 10:21 AM
Edición impresa

Funcionarios de la Policía Local de Candelaria detuvieron ayer a un joven de 23 años, que responde a las iniciales F.J.G.R., después de que supuestamente agrediera a otros dos de 22 y 25 años con una barra de hierro de un metro y medio de largo, causándoles heridas de diversa consideración.

Los hechos ocurrieron sobre las 12:50 de ayer, cuando la centralita de la Policía Local de Candelaria recibió la llamada de una persona que se encontraba en la avenida del Generalísmo de la localidad Ma-riana y que indicaba que tres personas se estaban peleando en la citada dirección.

Inmediatamente después de recibir la alarma, tres dotaciones del cuerpo de seguridad municipal se desplazaron hasta el lugar donde se estaba produciendo el suceso para comprobar lo que allí ocurría y al llegar detectaron cómo un hombre huía a pie con una barra de hierro de un metro y medio de longitud en la mano.

Un asunto de drogas

Los agentes, según informaron fuentes policiales a este periódico, salieron en su persecución y poco después lograron inmovilizarle y arrebatarle el objeto contundente con el que supuestamente había agredido a dos personas.

Según las mismas fuentes, al parecer, la reyerta se inició por algún asunto relacionado con drogas, pues tanto el agresor como los lesionados estarían relacionados con este mundo. Incluso, a uno de los afectados le figuran varias actas de denuncia por tenencia y consumo de estupefacientes en la vía pública.

Mientras el agresor era cacheado y detenido por los agentes, otra dotación de la Policía municipal auxilió a los dos heridos, que fueron trasladados al centro de salud de Candelaria, donde fueron reconocidos por el personal médico. Después del reconocimiento, uno de ellos tuvo que ser evacuado al Hospital Universitario de Nuestra Señora de Candelaria, en Santa Cruz de Tenerife, porque sufría una pérdida parcial de la visión como consecuencia de los golpes.

Asimismo, el presunto autor de los hechos, que fue acusado de un delito de agresiones, fue llevado por la Policía Local al puesto de la Guardia Civil de Candelaria, donde se instruyeron las diligencias oportunas.