Sucesos

King declara ante el juez que mató sólo a Rocío y que luego la quemó con gasolina


EFE, Málaga
29/oct/03 10:22 AM
Edición impresa

El británico Tony Alexander King, encarcelado desde el pasado 21 de septiembre como presunto autor de las muertes de Rocío Wanninkhof y Sonia Carabantes, afirmó en su declaración ante el juez que él mató y trasladó el cuerpo de Rocío sin ayuda, y que después lo quemó con gasolina para borrar pruebas.

Según la declaración que efectuó ante la Guardia Civil y el juez de Coín los pasados días 20 y 21 de septiembre, publicada ayer por los periódicos del grupo Vocento, King dijo que no conoce a Dolores Vázquez, aunque sabía que había sido acusada y que a pesar de todo había callado, "sí me callé, soy muy malo".

Declaró que la noche del 9 de octubre estuvo con su amigo Robert Graham y al marcharse a su coche se le reventaron dos ruedas, por lo que le pidió a una amiga de su mujer que le prestara el suyo.

Fue entonces cuando vio a Rocío, "no la conocía. Luego supe quien era. Era atractiva. Pensé en tocarle el trasero", pero al ver que se iba a meter por una calle poco transitada, "la rebasé y más adelante me bajé del coche".

Rocío ofreció una fuerte resistencia, "no paraba de forcejear, de resistirse, de gritar. Le clavé la navaja, no sé cuantas veces", afirmó. Relató que la dejó allí, en el suelo, y huyó a gran velocidad, pero que decidió volver porque se dio cuenta de que no llevaba la navaja. Según publica la revista "Así son las cosas", King decidió trasladar el cuerpo a otro lugar, para lo que condujo por la N-340 "en dirección a Marbella, y más o menos a la altura de Elviria vi un camino de tierra no asfaltado y me desvié por ese carril". Allí, "creo que le quité las bragas y que estuve tocando su cuerpo. No me quedé mucho tiempo porque no quería que me pillaran con la chica".