Sucesos

Mata a su mujer, la tira a un contenedor de basura y luego se entrega a la Policía

El supuesto asesino, un hombre de 45 años, apuñaló hasta la muerte a su esposa, de 41 años, cuando ambos viajaban en coche a la capital charra desde Valladolid, donde habían estado realizando compras.
EFE, Salamanca
22/nov/03 10:24 AM
Edición impresa

EFE, Salamanca

Un hombre J.A.C.C. de 45 años supuestamente mató a puñaladas a su mujer R.S.J., de 41 años, cuando transitaban en coche por la carretera que une Valladolid con Salamanca, a la altura de Tordesillas (Valladolid) y tiró su cadáver a un contenedor de basura de la capital charra, según contó a la Policía cuando se entregó.

La mujer, R.S.J., de 41 años, fue apuñalada y muerta anoche, supuestamente por esposo, cuando regresaban de Valladolid, después de efectuar unas comprar en unos grandes almacenes.

El presunto autor, que había arrojado el cadáver a un contenedor de la capital salmantina, se entregó a la Policía, poco después de suceso, informó la Delegación del Gobierno en Castilla y León.

En el momento del suceso, el matrimonio, residente en Sa-lamanca, viajaba en su coche a la capital charra desde Valladolid, donde ambos habían estado realizando compras. A la altura de la urbanización "El Montico" (Tor-desillas), a unos 20 kilómetros al sur de Valladolid, y por causas que aún se desconocen se produjo la agresión. Una vez muerta su esposa, J.A.C.C se dirigió con el coche que conducía hasta Sa-lamanca, donde abandonó el cadáver en un contenedor situado a la altura del número 7 de la calle de Enrique de Villena, en el barrio de Garrido. Posteriormente, sobre las 22:45 horas, el presunto autor se personó en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía, situada en la Ronda de Sancti Spirítus, en la ciudad de Sa-lamanca.

Varios agentes se dirigieron hasta el lugar en el que dijo que había arrojado el cadáver de su esposa y comprobaron la veracidad de los hechos relatados por el presunto autor, quien se encuentra detenido y que tras las diligencias policiales pasará a disposición judicial. Las fuerzas policiales localizaron además el vehículo en el que presuntamente se produjo la agresión mortal, un Ford Escort, en el que se hallaron restos de sangre, tanto en el interior, como en el maletero, así como en otras partes del turismo. Los agentes buscan el arma homicida, una navaja, mientras se realizan las pruebas periciales por parte de la Policía.

Vecinos de la calle de Enrique Villena, donde se encontraba el contenedor en el que fue arrojada la víctima, manifestaron que el matrimonio tiene dos hijos y expresaron su sorpresa por lo acontecido, ya que aseguraron que nunca habían presenciado malos tratos, ni escenas violentas entre ellos, ni tenían sospechas de que se llevaran mal.