Sucesos
SENTENCIA

Pedían para ellos 12 años de cárcel sólo por recibir un paquete


EL DÍA, S/C de Tenerife
7/ene/04 10:28 AM
Edición impresa

La Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife ha absuelto de un delito contra la salud pública a Ángela M.P.P. y a otro hombre para los que el fiscal pedía 12 años de prisión sólo por haber recibido un paquete postal en la oficina de correos de Los Llanos, el cual contenía droga sin que ni la acusada ni el coacusado se dedicaran a la venta de estupefacientes.

Según la sentencia, en torno a la una de la tarde del día 18 de noviembre de 1997, Ángela M.P.P. recibió un aviso de Correos para recoger un paquete postal, dirigiéndose a la oficina de Los Llanos de Aridane (La Palma), donde una funcionaria le hizo entrega del paquete procedente de Quito. La acusada lo recogió, aunque mostrando cierto reparo, ya que "por esa zona no tenía familia".

Seguidamente fue detenida por funcionarios del CNP, quienes se ocuparon del paquete.

4 kilos de cocaína

Tras la correspondiente apertura del citado envío se encontraron siete botes de conservas en cuyo interior había 4.123 gramos de cocaína con una pureza del 74,7%.

Sobre las tres y media de la tarde, los funcionarios llevaron a cabo una entrada y registro en el domicilio de la mujer, en el que además se encontraba Arcesio J.V.V., José M.P.A. y Alejandro C.M. En el registro se halló una bolsa con 48 gramos de cocaína con una pureza del 63%. La droga intervenida podría haber alcanzado un valor de 238.155 euros.

El fiscal calificó los hechos como un delito contra la salud pública, por lo que solicitó para cada uno de los acusados 12 años de prisión y multa de 360.607 euros.

Por su parte, Ángel Ripollés, abogado defensor, pidió la libre absolución.

En el texto se recoge que "el Tribunal no cuenta con suficiente prueba de cargo para dictar un fallo condenatorio contra los dos acusados", ya que la imputada recibió en su domicilio un aviso para ir a recoger un paquete postal y, por ello, se personó en la Oficina de Correos, momento en el que la detuvieron los funcionarios policiales.

Una vez se abrió el paquete resultó que contenía droga, pero el hecho de que recibiera el aviso y que el paquete que le habían enviado tuviera droga no implica que se dedicara al tráfico de estupefacientes.

SENTENCIA