Santa Cruz de Tenerife
YÉREMI VARGAS

Piden un careo de "El Rubio" con el preso ante el que supuestamente confesó el asesinato

Las Palmas de Gran Canaria, EFE
10/ene/17 16:34
eldia.es

La familia de Yeremi Vargas ha solicitado al juzgado que se ocupa de su desaparición desde hace ya casi diez años que organice un careo entre el principal sospechoso del caso, Antonio Ojeda, "El Rubio", y el preso ante el que supuestamente confesó que fue él quien mató al niño.

El juez de Instrucción número 2 de San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria) ha recibido hoy los padres de Yéremi, Ithaisa Suárez y Juan Francisco Vargas, para ofrecerles la posibilidad de ejercer acciones legales contra "El Rubio" en calidad de perjudicados.

La comparecencia ha servido también para que los padres del niño de Vecindario reiteren lo que recuerdan de la tarde en la que desapareció el niño, el 10 de marzo de 2007.

El letrado de la familia, Pedro Sánchez, ha explicado a su salida del Juzgado que se trataba de cumplir con una formalidad que está prevista en el procedimiento penal -ofrecer acciones a los posibles perjudicados del delito-, pero sin mucha transcendencia para la investigación, porque los padres ya han contado lo poco que saben.

El letrado sí ha precisado que ha pedido al juez que organice un careo entre El Rubio y el preso que compartía celda con él en la prisión de Juan Grande hace unos meses, concretamente el día que le comunicaron que la Audiencia de Las Palmas le había condenado a cinco años de cárcel por abusar de otro menor en el año 2012.

Ese preso testificó ante el juez instructor hace unas semanas que "El Rubio" estaba ese día muy apesadumbrado por su condena y que él le preguntó qué había pasado con el otro niño, con Yéremi.

"Se me fue de las manos, echó a correr y tuve que desaparecerlo", asegura este recluso que le dijo Antonio Ojeda.

El letrado de la familia considera que el testimonio de este preso es "sintomático", porque no es la primera vez que Ojeda "asume su responsabilidad" cuando se ve "acorralado" (nunca hasta el momento ante el juez o la Guardia Civil).

"Creemos que son (declaraciones) sintomáticas. Quizás no son todo lo relevantes que procesalmente quisiéramos, pero son sintomáticas de que Antonio tiene que ver en esto", ha defendido Sánchez.

La familia Vargas también ha pedido al juez que reconstruya lo que pudo pasar la tarde en la que se perdió el rastro del niño a partir del relato de un testigo que vio a alguien conducir un coche blanco cerca del solar donde Yéremi jugaba

"Era un joven que iba en bicicleta y que vio a alguien conducir un coche en determinadas condiciones. Pedimos esa diligencia porque creemos que nos puede ayudar aclarar qué pudo ocurrir ese día a esa hora en el solar", ha añadido su abogado.