Sucesos

Muerde un dedo a un agente tras dejar su coche en un vado en La Laguna

El Día, S/C de Tenerife
18/feb/17 5:44 AM
Edición impresa

Policías locales de La Laguna detuvieron a un hombre como presunto autor de un delito de atentado y desobediencia grave a agentes de la autoridad en Finca España. El acusado mordió un dedo a un policía local, después de que dejara su coche en un vado permanente particular y tratara de impedir que la grúa se llevara el automóvil en el barrio de Finca España.

La víctima perdió gran cantidad de sangre, según informó el cuerpo de seguridad municipal ayer.

Los agentes acudieron a la calle La Matanza, después de que un persona avisara de que un vehículo estaba mal aparcado en un vado.

Miembros del Grupo Operativo A acudieron al lugar, emitieron la denuncia y llamaron a la grúa municipal.

Una vez que el automóvil ya estaba enganchado en la grúa, desde una casa cercana al vado salió el propietario del coche en estado ebrio y con una actitud muy violenta.

Su objetivo fue impedir que se llevaran su vehículo.

Debido a su estado de embriaguez, los funcionarios no le permitieron que se quedara a cargo del turismo.

En la reyerta también intervino la esposa del ahora arrestado. Los policías locales llegaron a plantearse dejar el automóvil a cargo de la mujer del arrestado, pero cambiaron de opinión, porque la citada mujer no tiene permiso de conducir. Además, esta persona insultó a los miembros del Grupo Operativo A.

Después, el presunto autor del mordisco en un pulgar de la mano derecha del agente empezó a tirarse al suelo delante de la grúa para tratar de impedir que se llevaran su automóvil.

Después, se empezó a quejar de una cadera y los policías locales lo llevaron hasta un centro hospitalario.

El individuo acabó detenido como presunto autor de los delitos de atentado y desobediencia grave a agentes de la autoridad.

El arrestado fue trasladado hasta los calabozos de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de La Laguna.

Respecto a la mujer implicada en el altercado, los funcionarios le levantaron un acta administrativa por desobediencia a los policías locales, así como por alteración del orden, según trascendió en la jornada de ayer.