Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Los Mossos acuden a escuelas a identificar a los responsables de puntos de votación leer

El descuartizador de Majadahonda: "No he matado a nadie"

Madrid, EFE
12/sep/17 10:54 AM
eldia.es

Bruno Hernández Vega./Fernando Alvarado (EFE)

Bruno H.V., el presunto descuartizador de Majadahonda (Madrid), ha defendido hoy en el juicio en la Audiencia Provincial que no mató a su tía ni a su inquilina, de quienes ha dicho no recordar nada, y ha destacado que pertenece a una hermandad secreta junto a altos cargos españoles y europeos.

"No he matado a nadie, no he hecho nada ilegal, no he cometido ningún delito, lo único que sé es que estoy fuertemente medicado y que me interesa la E y la R (una supuesta sociedad secreta a la que dice pertenecer)", ha dicho el acusado a preguntas de la fiscal en un interrogatorio.

Es más, dice que no recuerda haber visto o conocido ni a su inquilina ni a tu tía. "¿Me puede recordar quién es Adriana?, ha llegado, incluso, a preguntar al letrado de la acusación particular.

Ahora bien, ha señalado que no compró ninguna picadora industrial con la que supuestamente descuartizó los cuerpos de sus víctimas, y ha destacado que todos los días toma su medicación "en el Ministerio del Interior".

Bruno ha respondido a todas las preguntas de la fiscal y de la acusación particular -siempre con una larga pausa antes de pronunciarse- pero su declaración apenas ha aportado nada puesto que ha afirmado que no recuerda nada. De hecho ese "no recuerdo" ha sido su respuesta para casi la totalidad de las preguntas.

Es por ello que la magistrada le ha preguntado al final de su declaración -que ha durado 35 minutos- que cómo era posible que no recordara nada y dijera que no mató ni a su tía ni a su inquilina.

"Porque es Hernández Hernández" ha respondido, e inmediatamente ha añadido: "No he matado a nadie".

El acusado ha asegurado que sabe que está en un juicio porque así se lo ha comunicado su abogado "Míster Marcos García Montes" y que es por "una muerte". "¿De crímenes?, yo con mi abogado nunca he comentado cosas más allá del Gobierno y de la E y la R", ha agregado.

A su abogado le ha comentado que pertenece a una hermandad secreta llamada "ER" de la que forman parte Esperanza Aguirre, Silvio Berlusconi, David Cameron, Teresa May...

En este sentido, ha dicho que coopera y colabora con el Ministerio del Interior (nombre que suele dar a la cárcel de Navalcarnero), que suele hablar en inglés, que está en el Ministerio que preside Jorge Fernández Díaz y que ha estado en un hospital llamado "universitario" que está "en la Península Ibérica".

Todo el interrogatorio de su letrado ha versado sobre esa sociedad secreta con preguntas, con respuestas inconexas y muchas de ellas sin sentido.

Bruno ha cerrado su interrogatorio afirmando que no pudo entrar en el Ejército "por una alteración psíquica" y ha sacado una nota que dice "Secretaria General de Instituciones Penitenciarias, Ministerio del Interior", sin dar más detalles ni entender por qué ha mostrado dicha nota ante la Sala.

La Fiscalía pide treinta años de internamiento para el acusado al aplicarle "una eximente incompleta por enajenación mental" en relación a las muertes de su inquilina Adriana Giogiosa y de su tía Liria, mientras que la acusación particular no aprecia circunstancias modificativas de la responsabilidad penal y solicita veinticuatro años de cárcel. La defensa pide la libre absolución.

Bruno H.V. está acusado de dos delitos de homicidio, uno de falsedad documental, otro de estafa y uno de tenencia ilícita de armas, por las muertes de su tía en 2010 y su inquilina en 2015, cuyos cadáveres se cree que fueron triturados por una picadora industrial y aún no han aparecido en el vertedero de Pinto, donde la Guardia Civil busca desde hace dos años.