Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Gobierno y sindicatos acuerdan derogar partes de la reforma laboral sin apoyo de la CEOE leer

Se lleva 300 euros en tabaco tras un forcejeo en una tienda del Sur

Un delincuente lituano identificado por la empresa ya ha cometido cuatro delitos en estos comercios desde finales del pasado mes de enero, uno de ellos con violencia.
El Día, S/C de Tenerife
4/mar/18 6:29 AM
Edición impresa

Un individuo de origen lituano fue identificado en la mañana de ayer como el presunto autor de un hurto de casi 300 euros en cajas de tabaco en la zona de Costa Adeje, en el Sur de Tenerife. Este mismo hombre está considerado por la propiedad de una cadena de comercios como el autor de otros cuatro delitos de similares características en poco más de un mes.

Los hechos de ayer ocurrieron aproximadamente a las 11:30 horas en un establecimiento del centro comercial La Niña.

El individuo cogió inicialmente una docena de cajas. Diez de ellas las puso en una bolsa y las otras dos las llevaba en la mano.

De hecho, ante esa actitud, la dependienta creyó que las iba a pagar, como cualquier otro cliente.

Sin embargo, el individuo se echó a correr. La trabajadora trató de frenarlo y entre ambos se produjo un forcejeo.

Al individuo se le cayeron dos de las cajas, que fueron recuperadas por la trabajadora.

En total, el individuo consiguió sustraer mercancía por un valor de casi 300 euros.

Respecto a dicho ciudadano lituano, se le ha denunciado por otro hurto en La Niña, un robo al descuido en el centro comercial San Eugenio, así como por un robo con violencia cometido en la calle Santiago Puig, en Playa de las Américas (Arona), donde agredieron a una empleada y su compinche pudo ser arrestado por la Policía Nacional y actualmente se encuentra en el centro penitenciario Tenerife II.

Fuentes empresariales comentaron ayer la proliferación de carteristas que existe actualmente en las zonas turísticas de Costa Adeje y Playa de las Américas.

Personas que hacen seguimiento a este tipo de delincuentes señalan que en las últimas semanas han llegado muchos ciudadanos de la Europa del Este que hasta ahora no estaban identificados.