Santa Cruz de Tenerife

Un incendio nocturno afecta al monte de Granadilla de Abona

El primer foco surgió en Madre del Agua, sin bien no había nadie en el campamento. El viento lo acercó a Vilaflor y alcanzó un frente de 500 metros.
P. F./Á. M., S/C de Tenerife
9/abr/18 6:11 AM
Edición impresa
 

Un incendio con una creciente extensión sorprendió desde las nueve de la noche de ayer a las fuerzas de seguridad, autoridades y vecinos del municipio sureño de Granadilla de Abona y otros anexos o cercanos .

Según señalaron anoche a este periódico la alcaldesa de Vilaflor, Agustina Beltrán, fuentes policiales, del gabinete de prensa granadillero y vecinos testigos de las llamas, el foco inicial se originó en la zona de Madre del Agua, que da nombre a un célebre campamento, cerca del Paisaje Lunar y camino del Barranco Río, si bien el viento expandió pronto las llamas hacia el colindante municipio de Vilaflor, aunque no lo había alcanzado al cierre de esta edición.

Lo primero que comprobaron las fuerzas de seguridad es que en el citado campamento no se encontraba nadie y se procedió al corte de la pista que lleva a estos parajes de la zona alta y de monte de ambos municipios, vía que parte de la carretera general que enlaza con el casco de Vilaflor, muy cerca del Pino Gordo.

Sobre las 23:00 horas, el frente presentaba unos 500 metros y se podía divisar desde diversos puntos de esta parte del Sur. De hecho, un vecino de Charco del Pino, barrio de Granadilla, detalló a este periódico las llamas que contempló desde la azotea de su casa y cómo avanzaban. La policía de esta localidad confirmó también que el foco revestía anoche cierta gravedad, si bien desde el parque de bomberos de la comarca se aclaraba en la medianoche que, al menos hasta ese momento, no se les había requerido para desplazarse hasta la zona afectada, toda vez que bastaba con los medios insulares especializados en estos incendios. Tampoco se preveía, en principio, la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME)

Sobre las 23:30, la alcaldesa de Vilaflor asistía a una reunión con su homólogo de Granadilla y con los jefes policiales para analizar la situación. Las fuentes indicaron también que se tenía programado el desplazamiento de varias brigadas forestales (Brifor) del Cabildo desde Aguamansa (La Orotava).

Beltrán señaló a El Día que, si bien en el casco de su municipio corría anoche una ligera brisa, la nocturnidad de las llamas era un elemento que ayudaba poco a su extinción.

En un principio, se especuló con la existencia de hasta tres focos, el inicial en Madre del Agua, otro en Vilaflor y un tercero en Arico. Sin embargo, la alcaldesa de este municipio, Elena Fumero, negó a El Día este extremo, si bien indicó que las temperaturas eran bajas y que el viento llevaba las llamas hacia una zona de picón.

Aunque aún no había un pronunciamiento oficial de ningún estamento, fuentes de la Policía Local de Granadilla indicaron anoche que, dado que las llamas surgieron precisamente de noche, es muy probable que sean intencionadas. No obstante, se debe esperar a la investigación y a los indicios o pruebas que se hallen.