Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El terrorista de Estrasburgo ha sido abatido, según los medios franceses leer
MUERTE A TIROS DE UN EMPRESARIO LAGUNERO

Buscan a sicarios profesionales por el asesinato de Carlos Machín

La víctima, que ya había dejado los negocios en el ocio nocturno, fue tiroteada cuando salía de recibir clases de inglés Su familia niega de manera rotunda que estuviera pendiente de testificar en los juzgados.
P.Fumero, S/C de Tenerife
19/abr/18 6:31 AM
Edición impresa
Cristóbal García (EFE)

Investigadores del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional continúan con las pesquisas sobre el asesinato del empresario lagunero Carlos Machín, abatido a tiros la noche del pasado martes cuando salía de la Escuela Oficial de Idiomas, en la zona de La Verdellada, y siguen con las tareas para tratar de identificar, localizar y arrestar a los dos sicarios implicados en el trágico suceso.

Machín, que durante 16 años estuvo vinculado a locales de ocio nocturno de la zona de El Cuadrilátero y la avenida de la Trinidad (Kapitel y El Palco, entre otros), estaba ya retirado del "mundo de la noche" y actualmente comenzaba a desarrollar un proyecto de tipo industrial.

El hombre fallecido, natural de Isora (El Hierro), estaba casado y era padre de tres hijos menores de edad. Para el entorno familiar de la víctima, el móvil sigue siendo una incógnita y ayer explicaron que no detectaron comportamiento anormal alguno o nerviosismo en la víctima en los días previos a su muerte.

Todo apunta a que los asesinos esperaron a Machín en los aparcamientos de la Escuela Oficial de Idiomas. La víctima acudía a clases de inglés y recientemente había dejado de ir en horario de mañana, para asistir por la noche. Los autores conocían sus hábitos y lo abordaron cuando estaba en el interior del Nissan Qashqai de su familia.

El autor pudo hacer hasta ocho disparos y la víctima fue alcanzada al menos por dos: uno en la cabeza y otro en el pecho. El "pistolero" usó un arma corta semiautomática con munición 9 milímetros parabellum.

Varias balas destrozaron las dos ventanillas laterales delanteras del vehículo. El Nissan fue trasladado a la Comisaría de La Laguna para una inspección más técnica.

El "modus operandi" hace pensar a los investigadores que se trata de un "asesinato por encargo" y una de las hipótesis barajadas es que los autores sean extranjeros. Pero no hay certezas sobre su nacionalidad ni qué motivó la ejecución del empresario.

Varios testigos informaron de que los delincuentes huyeron en un Renault Clio, que después se supo que fue robado y carecía de matrículas. Tras circular por la avenida de Los Menceyes se desviaron por una entrada hacia la iglesia del Perpetuo Socorro. El turismo lo aparcaron marcha atrás junto a dicho templo, lo justo para que no se viera desde la citada vía. Ahí lo quemaron con un fuerte acelerante y se subieron en un segundo turismo para escapar. Del automóvil incendiado no se sacaron huellas.

Muy cerca de allí está la rotonda de Finca España, desde donde se puede acceder a La Cuesta, regresar a La Laguna o huir en dirección a la autopista del Norte o del Sur, tras pasar junto al campus universitario de Guajara.

Personal de dos ambulancias, una medicalizada y otra básica, realizaron maniobras de reanimación cardiopulmonar al herido, pero no dieron resultado y a las 22:50 horas únicamente se pudo confirmar su fallecimiento.

Ante la sucesión de bulos, inexactitudes e informaciones incorrectas generadas tras la muerte de Machín, el abogado portavoz de la familia de la víctima, Santiago Martínez, realizó algunas aclaraciones. Una de ellas fue que el empresario lagunero no estaba vinculado, ni como acusado ni como testigo, en el caso Corredor. Es decir, que tampoco tenía que declarar a favor o en contra de otras personas vinculadas con negocios en La Laguna.

Martínez negó que Carlos Machín estuviera citado para declarar en las próximas semanas sobre un caso que afectaba a sus antiguas empresas. Indicó que "eso es una vil mentira".

El letrado comentó que el pasado mes de octubre Machín quedó absuelto de un supuesto fraude a la Seguridad Social en una sentencia que es firme.

Tanto Martínez como quienes conocían a la víctima por su actividad laboral manifestaron ayer que el asesinado era un persona que se negaba radicalmente a consumir droga o alcohol, y sobre todo cuando estaba en su puesto de trabajo.

Carlos Machín estaba actualmente desarrollando una empresa para la fabricación o distribución de botellas de plástico a empresas de agua o refrescos. La actividad incluía la importación de mercancía desde el extranjero. Además, se había acogido a sistemas de incentivo fiscal y a ayudas al empleo.

El portavoz familiar pidió que "se deje de confundir, ya que la viuda e hijos sufren un gran dolor al escuchar o leer las graves especulaciones y bulos" divulgados en redes sociales y medios. Martínez llegó a decir que "esto parece un concurso de burradas". Agentes de la Policía Nacional tuvieron que llamar a la mujer de Machín para desmentir que hubieran detenido a los dos autores. Tampoco es verdad que otro empresario lagunero se hubiera suicidado a raíz de estos hechos.

Carlos Machín tenía 50 años y, al menos, entre 2000 y 2016 estuvo vinculado directamente a la gestión de locales de ocio nocturno en La Laguna. Algunas personas lo definen como un hombre sano y deportista, que cuidaba su imagen y al que no se le vincula con el consumo de drogas. Como responsable de los locales de ocio, se le califica de "simpático y un relaciones públicas" que aparentaba ser "noble". Conducía un coche BMW, pero se descarta que "viviera por encima de sus posibilidades" o de forma ostentosa. "Residía en un piso normal y llevaba una vida normal".

A mediodía de ayer, el caso pasó oficialmente a manos del Grupo de Homicidios de la Brigada Provincial de la Policía Judicial de Santa Cruz de Tenerife. Pero lo cierto es que desde la primera hora de la madrugada, agentes del citado equipo recorrían los escenarios del asesinato y trabajaban mano a mano con la Policía Judicial de La Laguna para tratar de determinar las posibles vías de escape de los asesinos.

CRONOLOGÍA DE LOS HECHOS

22:15 horas.- Tras salir de su clase de inglés, Carlos Machín se subió en su coche y lo arrancó. Dos personas se acercaron en otro vehículo. El copiloto se bajó y realizó hasta ocho disparos contra el empresario.

22:25 horas.- El Renault Clio utilizado por los sicarios para realizar la primera huida aparece en llamas junto a la iglesia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, en Gracia (La Laguna).

1:17 horas.- Tiene lugar el levantamiento del cadáver.

1:55 horas.- Finaliza la primera inspección del turismo calcinado por parte de un agente de la Policía Científica.

MUERTE A TIROS DE UN EMPRESARIO LAGUNERO