Sucesos

Matan a una tigresa sospechosa de estar detrás de la muerte de trece personas en Maharashtra

Madrid, Europa Press
3/nov/18 12:05 PM
eldia.es

Las autoridades de India mataron a última hora del viernes a una tigresa sospechosa de estar detrás de la muerte de trece personas en el distrito de Yavatmal, ubicado en el estado de Maharashtra, durante los últimos dos años.

Según las informaciones recogidas por la prensa local, el animal, conocido como 'Avni' o 'T1', tenía seis años y había dado a luz a dos cachorros. La autorización para su ejecución ha sido motivo de disputa entre las autoridades y grupos ecologistas.

La tigresa fue tiroteada cerca de la aldea de Borati, tal y como ha confirmado A.K. Mishra, jefe del Departamento de Conservación de India, quien ha dicho que la idea era usar un dardo tranquilizante, si bien se efectuó un disparo después de que el animal atacara al equipo a continuación del disparo del dardo.

En este sentido, el veterinario y experto forense Prayag Hodigere Siddalingappa ha denunciado "un asesinato" y "caza furtiva" tras lo ocurrido, antes de recalcar que "no fue un disparo legal". "¿Cómo lo hicieron sin la presencia de un veterinario? ¿Cómo identificaron a la tigresa de noche?", se ha preguntado.

"La tigresa huye después de ser alcanzada por un dardo (tranquilizante), no ataca. Se han saltado muchas leyes durante el proceso, incluida la Constitución", ha denunciado, tal y como ha recogido 'The Indian Express'.

Mishra ha apuntado que en el momento de la muerte de la tigresa los cachorros no se encontraban con ella, por lo que ha recalcado que ahora se preparará "una nueva estrategia" para capturarlos.

A las críticas se ha sumado Jerry Banait, que ha presentado varias demandas para intentar paralizar la orden para matar a la tigresa y que ha cuestionado igualmente la ausencia de un veterinario y que la operación se llevara a cabo de noche.

La orden de disparo fue emitida el 4 de septiembre tras una serie de litigios en el Tribunal Supremo, que finalmente dio 'luz verde' el 11 de septiembre. La primera orden fue dada en enero, si bien fue paralizada. Finalmente se reactivó meses después tras tres ataques mortales en agosto.