Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Tráfico realizará más de 20.000 pruebas diarias de alcohol y drogas hasta el día 16 leer

Dos turistas presentan denuncias falsas por robo en el sur de Gran Canaria

Las Palmas de Gran Canaria, EFE
7/dic/18 10:22 AM
eldia.es

La Guardia Civil investiga a dos turistas que simularon ser víctimas de robos con violencia en el sur de Gran Canaria, y presentaron denuncias falsas en las que aseguraron que les habían sustraído objetos valiosos y dinero en efectivo.

La primera investigación tuvo lugar el pasado 5 de diciembre, cuando P.J.D., turista de 80 años de edad, de nacionalidad británica y sin antecedentes policiales, presentó una denuncia ante la Guardia Civil en la que aseguraba que, cuando llegó a su domicilio esa madrugada en Arguineguín, fue agredido violentamente por tres personas que lo esperaban en el interior de la vivienda, informa la Guardia Civil en un comunicado.

Según afirmó, le sustrajeron 1.500 euros en efectivo, un teléfono móvil y su documentación personal que tenía en un maletín, y como consecuencia de todo ello, tenía varias contusiones en la frente.

La investigación permitió saber que P.J.D. había estado consumiendo bebidas alcohólicas en un pub de un complejo hotelero hasta alcanzar supuestamente un grave estado de intoxicación etílica y había dejado olvidadas sus pertenencias al marcharse del establecimiento, que fueron recuperadas por personal de seguridad privada del hotel.

La siguiente imputación de simulación de delito tuvo lugar el 6 de diciembre, con motivo de una denuncia presentada el día 1 por D.F., turista noruego de 67 años de edad y sin antecedentes policiales.

Este turista denunció que, mientras se encontraba la noche anterior en un restaurante de un centro comercial de Puerto Rico, en el momento de ir al baño -en la zona exterior del local-, fue sorprendido por dos individuos que lo redujeron de manera violenta para sustraerle un reloj valorado en 3.500 euros.

Las grabaciones del centro comercial evidenciaron que el denunciante no solo no había sido agredido, sino que abandonaba el lugar en un taxi llevando el reloj que había denunciado como sustraído.

Por ello, los dos turistas fueron acusados de simulación de delito y quedaron a disposición del juzgados.