Sucesos

La Fiscalía pide 4 años de prisión al médico acusado de abusos sexuales

Esta solicitud de condena del Ministerio Público corresponde a un delito anterior cometido en agosto de 2016 a una paciente en su consulta.
Efe, Las Palmas
14/mar/19 6:30 AM
Edición impresa

Efe, Las Palmas

La Fiscalía solicita cuatro años de cárcel para el médico de familia detenido en Las Palmas acusado de abusos sexuales de 20 pacientes, en este caso, por una denuncia anterior de otra mujer en unos hechos que se remontan a 2016.

Según confirmó a Efe la portavoz del Ministerio Público en la Audiencia de Las Palmas, el facultativo, C.L.R., de 65 años, tiene abierto desde 2016 un procedimiento penal en el Juzgado de Instrucción número 2 de la capital grancanaria por realizar presuntamente tocamientos libidinosos a otra paciente en su consulta en agosto de ese año. La Fiscalía ya ha presentado su calificación jurídica respecto de esos hechos y ha formulado solicitud de condena (cuatro años de cárcel y cinco de suspensión como médico), pero el juez instructor del caso aún no ha dictado el auto de apertura de juicio oral. El Ministerio Público acusa en ese procedimiento a C.L.R. de un delito de agresión sexual, porque considera que existen suficientes pruebas de que forzó a una paciente a que le tocara el pene. En concreto, relata que, con la excusa de que le iba a dar un masaje en la espalda, C.L.R. se colocó detrás de la mujer, le cogió los brazos con firmeza para que no pudiera zafarse y se los movió de forma que sus manos le restregaran los genitales, precisa el escrito de acusación, al que tuvo acceso Efe. Esos hechos ocurrieron, supuestamente, en el centro de salud del centro de Las Palmas donde C.L.R. trabajaba.

Este facultativo volvió a ser detenido ahora a raíz de una denuncia cursada el 30 de noviembre de 2018 por una paciente que contó a la Policía que, en más de una ocasión, le había hecho tocamientos con fines sexuales cuando visitaba la consulta. Las investigaciones iniciadas por esa queja permitieron a los agentes averiguar que 99 pacientes mujeres que tenían como médico a C.L.R. habían solicitado al Servicio Canario de la Salud que les asignara otro doctor.

Tras pasar a disposición judicial, el ahora doblemente acusado quedó en libertad provisional.