Tenerife Sur
LO ÚLTIMO:
Al menos 11 heridos tras descarrilar un tranvía en Lisboa leer
ANTONIO PASTOR A.

La economía, objetivo prioritario


6/feb/02 19:04 PM
Edición impresa

EN CONTRA DE LA OPINIÓN de la mayoría, la más importante de todas las promociones turísticas que han realizado en la Península los políticos, con mención honorífica a los concejales de Turismo del Sur y Puerto de la Cruz, empresarios y profesionales del sector, en general, ha sido FITUR 2002 al consolidar nuestra oferta en un mercado potencial que casi se daba por perdido.

Estoy hablando del turismo peninsular que enamorado de la Isla de Tenerife en años pasados permanecía en su entorno atraído, además, de la tentadora oferta que mantiene Portugal. Para algunos incrédulos basta con repasar la hemeroteca y comprobar que quien lidera aún la política turística en nuestra provincia es nuestra consejera de Turismo y Paisaje, Pilar Parejo, y las razones que la impulsaron a la acción junto con las iniciativas de Miguel Ángel Santos, concejal de Turismo del municipio de Adeje, fueron aquellas que predecían la caída del turismo peninsular en este verano. Si anteponemos sus obras a la mera crítica, queda claro que están cumpliendo su programa político de difícil ejecución, recordando que de ellos depende el desarrollo turístico insular.

Razón por la que empresarios, profesionales y políticos de nuestra Isla apostaron firmemente en Fitur. Si consiguen la confluencia y entendimiento entre ellos, como ha ocurrido en esta feria con la presencia de nuestro presidente del Cabildo de la provincia, Ricardo Melchior, sólo entonces podríamos confirmar la solidez de un destino turístico que sigue generando riqueza y potenciaría nuestra estabilidad económica por mucho tiempo. Pues la influencia turística de un núcleo receptor como el nuestro sigue siendo extraordinariamente atrayente y sugestiva.

El reto turístico está servicio, nada está seguro. Nadie puede confiar en ventajas competitivas que no se apoyen en la innovación, la tecnificación y el trabajo en equipo, pues no por ello no se pierde el concepto de calidad, sino todo lo contrario, conseguimos más fiabilidad en nuestro sector. Promocionemos nuestras Islas por un turismo mejor como se ha hecho en Fitur, poniendo toda la carne en el asador, entendiendo el turismo como una filosofía de vida para el turista, consolidando nuestras tradiciones, nuestra cultura y proteger nuestro entorno natural pues sólo así multiplicaremos nuestros beneficios a más largo plazo al mejorar esta herencia turística incalculable para toda la humanidad.

ANTONIO PASTOR A.