Tenerife Sur
ANTONIO PASTOR *

CC en la humareda sureña


11/abr/02 19:07 PM
Edición impresa

EL TALÓN DE AQUILES de Coalición Canaria (CC) en el Sur de Tenerife pasa gradualmente por su incredulidad y pérdida de imagen, cosechada por sus representantes políticos, al prometer con palabras lo que con hechos no quieren o no saben ejecutar. De nada le sirven los ímprobos esfuerzos a Ricardo Melchior, presidente del Cabildo Insular, en la búsqueda del equilibrio, redistribución y puesta en marcha de los proyectos en nuestra Isla, si desde Coalición Canaria se sigue coartando y desviando las iniciativas tan necesarias para el Sur hacia otros intereses u objetivos. Pues lo de hacer una política equitativa... es ineluctable.

Nuestro vicepresidente Adán Martín, un técnico y trabajador nato, fue felicitado por el rigor y el control de dichos presupuestos, pero y los demás, ¿acaso viven bajo su sombra? Mientras él aquilata el euro, tal vez buscando ese equilibrio social, otros le entorpecían, pienso yo, con proyectos de dudosa ejecución y sin los recursos necesarios. O también pretendían vendernos humo.

En este nuevo ejercicio, las acciones pasarán a obras salomónicas, surgiendo como chinches, se antepondrán a la esperada mejora social: como el paro, la inmigración, la vivienda, la sanidad, formación, seguridad, etc., y seguirán sin resolverse utilizando un juego de ping-pong provocado por los, sin saber por qué, llamados nacionalistas con la Administración Central, agravándolos como han demostrado, hasta el límite de sus consecuencias. Esto les ha salpicado en su ego y en su vanidad y lo más fácil es descargar su ineficacia contra la misma.

No creo que el pueblo de Tenerife, de Norte a Sur, olvide lo que ATI o Coalición Canaria ha hecho para perjudicarnos. Pues el vértigo existente en la fusión con nuevos partidos atisba el miedo escénico en la Coalición a perder protagonismo por pactar con ICAN y me atrevería aseverar que lo tienen merecido, salvo que se produzca un cambio de actitud positiva hacia la ciudadanía.

Lo del tren Santa Cruz-Sur, una obra de extrema necesidad se antepone al voto, la 2ª pista para el aeropuerto Sur demuestra la mala estrategia negociadora de CC, otra cortina de humo. Carreteras en el Sur, de Guargacho a Costa del Silencio o del Palmar a Guaza una barranquera y un damero sin mencionar la obra del siglo, la prolongación de la autopista desde Arona, Adeje y Guía de Isora. Proyectos que ahora nos los restriegan de nuevo por las narices como si nos lo hubieran regalado y prometiendo todos los planes que se van a ejecutar en nuestro Sur. Y ahora quién se lo cree.

Por favor, puestos ya, sigan de vacaciones y comprueben que la mejor planta hotelera sigue estando en el Sur. Pero permitan que otra fuerza política, con un proyecto ilusionante, haga el trabajo por ustedes, porque de sus huecos y fofos proyectos de futuro, en tiempo y forma, ni ustedes mismos se lo creen. La razón no es otra que la realidad demostrada al observar que "el nacionalismo actual sean cual sean sus siglas, se engulle, hacia adentro hacia el caciquismo, y nunca hacia el pluralismo". Y esto, a nuestro nacionalismo, le está provando una indigestión.

* Secretario del CIT - Sur

ANTONIO PASTOR *