Tenerife Sur

Tres obras hidráulicas de Güímar serán Bien de Interés Cultural

La Hidro, el Canal de Tea de Barranco del Agua y el Molino de la Menora son tres vestigios de la historia del municipio. Su protección es esencial, según el edil Javier Eloy Campos.

16/abr/02 19:07 PM
Edición impresa

Javier Eloy Campos, concejal de Patrimonio, se muestra satisfecho del trabajo realizado durante esta legislatura en este apartado porque "ha sido fructífero en la protección del patrimonio histórico del municipio" al aumentar el número de declaraciones de Bien de Interés Cultural (BIC). El edil destaca "que se han resuelto escollos que llevaban más de una década pendientes, caso de la declaración definitiva como tal del Camino de El Socorro y del conjunto histórico del casco de Güímar". Respecto a los casos actuales, "enriquecen el patrimonio protegido de Güímar" lo que, a su juicio, confirma "que la gestión en este área es buena, aunque sólo estemos protegiendo por ahora nuestro Bien de Interés Cultural, protecciones que se han incrementado notablemente".

EL DÍA, Güímar

Güímar tendrá tres nuevos elementos que tendrán la catalogación de Bien de Interés Cultural (BIC) tras la publicación, ayer, en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) de los respectivos anuncios con los que se inician los expedientes para la declaración como tales del Canal de Tea de Barranco del Agua, La Hidro y el Molino de la Menora. Estas resoluciones fueron adoptadas por el Cabildo de Tenerife.

Javier Eloy Campos, concejal responsable del área de Patrimonio, destaca el hecho de que los tres elementos citados están vinculados al patrimonio hídrico de la localidad, "y para los güimareros este es un dato fundamental porque el desarrollo de este municipio está vinculado directamente a la presencia, uso y gestión del agua".

En el caso del Canal de Tea, tendrá la categoría de sitio etnológico tratándose de una construcción que data de finales del siglo XVI o principios del XVII. Localizado sobre el cauce del Barranco del Agua, es una conducción acuífera de seis metros de longitud y 30 centímetros de anchura y que se prolonga, a lo largo de otros 300 metros, una vez ha atravesado el cauce.

Conforma un testimonio de un sistema de aprovechamiento y conducción de agua introducido en Tenerife durante la conquista "que se conserva actualmente extraordinariamente bien, teniendo en cuenta su antigüedad y para el que exigiremos la máxima protección", manifestó el concejal de Patrimonio.

Molino de la Menora

Situado cerca de la Casa de la Raya, en La Hoya (uno de los primeros asentamientos de Güímar), el Molino de la Menora también será un Bien de Interés Cultural y tendrá categoría de sitio etnológico, según la resolución de la Consejería Insular de Cultura, Educación, Empleo y Juventud del Cabildo de Tenerife y el informe favorable de la Comisión Insular de Patrimonio Histórico publicados ayer por el BOC.

Situado en el margen derecho del Barranco del Luchón, se trata de un molino de tipo hidráulico poco frecuente en la Isla. Se conserva el cubo por cuyo interior bajaba el agua que hacía mover la maquinaria de molienda. Su buen estado de conservación contrasta con el de las dependencias anejas, que han desaparecido casi por completo.

Javier Eloy Campos reconoció la importancia de este otro elemento y señalaba "que esta declaración nos gustaría que sirviera para que la Corporación Insular reconsiderara su decisión de no declarar como BIC la citada Casa de la Raya". Desde su punto de vista, "la proximidad del Molino de la Menora y su designación como BIC es un argumento más que consideramos debe hacer reconsiderar el rechazo de la solicitud municipal sobre la Casa de la Raya", indica Javier Eloy Campos.