Tenerife Sur

El camino real Herrero de Arafo mantiene la delimitación establecida por la autoridad


EL DÍA, Arafo
27/nov/02 19:23 PM
Edición impresa
EL DÍA, Arafo

Saliendo al paso de la denuncia pública formulada por la Asociación de Amigos del Caballo Centeno sobre la ocupación de los caminos reales en el municipio de Arafo por parte de edificaciones presuntamente ilegales, uno de los vecinos afectados, Ceferino Rodríguez, negó tal extremo y afirmó que "al paso por este lugar de Camino Herrero, el camino real está tal y como lo delimitó la autoridad señalada para ello por el Ayuntamiento".

Este entorno del municipio arafero "ha ido creciendo con la llegada de nuevos vecinos y nuevas construcciones", por lo que los distintos propietarios "hemos ido ensanchando la vía, actualmente en no muy buenas condiciones, pensando en que se convertirá en una calle cuando se ordene la zona en el futuro".

Teniendo en cuenta ese hecho, dijo, "no nos explicamos que una zona de serventía que permaneció abierta y en uso durante más de quince años haya sido cerrada impidiendo el tránsito correcto de vehículos por el lugar".

Los caminos que han sido invadidos son los de Malpaís, Perú, Portugués a Chiguergue, Viejo a La Hidalga, La Granja y Palo Blanco-Ferruja-Llanadas, según informó José Antonio García Rodríguez, máximo responsable de la Asociación Amigos del Caballo Centeno.

Viejas rutas en desuso

Rodríguez Martín recordó que el camino real de Camino Herrero era uno de los utilizados hace muchos años por los vecinos de Arafo para trasladarse a otros puntos de la Isla a trabajar y para transportar mercancías. "Pero hoy aparecen totalmente invadidos por matorrales y otras hierbas, encontrándose en muy mal estado porque quienes paseaban por aquí más recientemente con caballos y burros han dejado de hacerlo", dijo.

El pésimo estado de conservación de dichos caminos era otra de las quejas formuladas y trasladadas al Ayuntamiento y otras instituciones por la Asociación de Amigos del Caballo Centeno, según manifestó su presidente, José Antonio García.