Tenerife Sur

ATAN afirma que la regeneración de La Enramada incumple la Ley de Costas

Los ecologistas dicen que el proyecto, en el que participa el Ayuntamiento de Adeje, generará efectos muy negativos para el medio marino y sólo beneficia a empresas privadas.

EL DÍA, Adeje
16/feb/03 19:29 PM
Edición impresa
EL DÍA, Adeje

La Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza (ATAN) manifiesta su oposición a la reforma de la playa de La Enramada, en Adeje, ya que el proyecto del ayuntamiento y un grupo empresarial incumple algunos criterios de protección de la Ley de Costas. La intención del consistorio y la Junta de compensación del Polígono 9 es colocar arena artificial y varios espigones para contener la fuerza del mar, entre otras cosas.

El grupo ecologista considera que dicha actuación resulta "dura, agresiva y negativa para el medio marino".

Como muestra de su rechazo, ATAN presentó una serie de alegaciones ante la Demarcación de Costas de Tenerife en marzo del año pasado.

Los promotores argumentan que con la intervención quieren reponer "lo que antaño era una playa de arena".

La asociación desconoce de dónde sacaron esa información, ya que "lo cierto es que, al menos en los últimos cien años, ha sido siempre de callados".

En las alegaciones, ATAN afirma que la construcción de urbanizaciones y, sobre todo, las obras de infraestructura, como playas artificiales, puerto deportivo, escolleras, piscinas o emisarios submarinos han deteriorado seriamente la franja costera.

A juicio del citado colectivo, los vertidos ilegales al mar son una consecuencia de esa realidad, a pesar de la "extraordinaria riqueza del medio marino" en la zona.

Los ecologistas creen que el proyecto confirma la falta de sensibilidad y respeto del ayuntamiento hacia el mar, así como por ordenar racionalmente su territorio.

Niegan que las zonas de baño de la comarca estén saturadas y estiman que la reforma de La Enramada "no se hace en función de intereses generales, sino privados".

La Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza recuerda que la Ley de Costas tiene entre sus objetivos "regular la utilización racional de estos bienes en términos acordes con su naturaleza, sus fines y con el respeto al paisaje, al medio ambiente y al patrimonio histórico". Además, indica que otra finalidad de dicha norma consiste en "conseguir y mantener un adecuado nivel de calidad de las aguas y de la ribera del mar".

El Plan Insular de Ordenación del Territorio (PIOT), promovido por el Cabildo de Tenerife, establece la obligatoriedad de formular planes de ordenación del litoral y uno de los tramos afectados por este tipo de planificación es que el discurre entre Los Cristianos (Arona) y el límite sur de La Caleta, en Adeje, donde se encuentra La Enramada.

El proyecto de regeneración afecta directamente al lugar de interés comunitario (LIC) de la franja Teno-Rasca, que fue designado como tal por la Comisión Europea en diciembre de 2001.

Además, según la asociación, la intervención tendría efectos negativos sobre especies protegidas e incluidas en el Catálogo de especies amenazadas de Canarias.

Ayer no fue posible conocer la opinión del ayuntamiento sobre este asunto.